Comercio Andalucía critica la Orden de subvenciones al asociacionismo


Los comerciantes también critican que la Orden que regula el reconocimiento de los centros comerciales abiertos puede suponer el fin de muchos de ellos

comercio
Tienda en Villanueva de Córdoba./Foto: Antonio Jesús Dueñas
Comercio cerrado por la crisis sanitaria./Foto: LVC
Comercio cerrado por la crisis sanitaria./Foto: LVC

Comercio Andalucía, la confederación de los comerciantes andaluces, ha valorado negativamente la Orden de 7 de julio de 2021, que regula las subvenciones para impulsar el asociacionismo comercial y artesano, dinamizar el pequeño comercio urbano y promocionar la artesanía en Andalucía.

Según los comerciantes andaluces, “esta Orden significa un paso atrás en la regulación de las ayudas para el pequeño comercio ya que introduce restricciones que limitan tanto la cuantía de las subvenciones como el acceso a las mismas”.

En este sentido, Comercio Andalucía “cuestiona el establecimiento de un límite del 75% en la cuantía a subvencionar, cuando en otros casos se llegan al 100% y no son subvenciones provenientes de fondos europeos”.

Asimismo, los comerciantes se muestran “en contra de los límites a las cuantías máximas subvencionables en función del tamaño de la población, ya que el importe pasa de los 40.000 euros para municipios mayores de 20.000 habitantes a los 25.000 euros para los municipios menores de 20.000 habitantes, lo que perjudica de forma notable a los colectivos de comerciantes que desarrollan su actividad estos últimos municipios”.

En la misma línea, Comercio Andalucía denuncia que la “discriminación también se produce en la Línea 2 de actuaciones, dirigida entre otras cuestiones a la dinamización y promoción del comercio en espacios comerciales abiertos, ya que establece un importe máximo de 20.000 euros para municipios menores de 50.000 habitantes y de 40.000 euros para municipios que superan esta población, lo que perjudicaría de forma directa a 30 de los 38 centros comerciales abiertos de Andalucía”.

Para los comerciantes andaluces, es una “incongruencia crear una Mesa para impulsar el comercio rural en los municipios menores de 10.000 habitantes y, al mismo tiempo, marginarlos en la Orden de subvenciones”.

En relación a la Orden que regula el reconocimiento de los centros comerciales abiertos, Comercio Andalucía valora “de forma negativa la introducción de nuevos requisitos que suponen, por un lado, dejar en manos de los ayuntamientos la pervivencia de los CCA con el riesgo que esto puede suponer para algunos de ellos y, por otro lado, introducir una carga burocrática excesiva en forma de informes sobre todo tipo de actuaciones que se realicen, estén subvencionadas o no, que detraerán un tiempo y unos recursos imprescindibles para atender las necesidades reales de los comerciantes, máxime cuando ya no se considera subvencionable la contratación de gerentes, un concepto clave para la supervivencia de los CCA, al contrario de lo ocurrido en los últimos años”.

Por todo ello, Comercio Andalucía quiere “solicitar públicamente al Gobierno de Andalucía la rectificación de las dos ordenes mencionadas y que se abra un periodo de reflexión con los representantes de los comerciantes con el objetivo de dar una respuesta a sus necesidades reales”.