La devoción que funde al granito

142

El testimonio de la piedad popular ha quedado expuesto en uno de los balcones de la localidad de Villanueva de Córdoba

Balcón de Villanueva de Córdoba./Foto: LVC
Balcón de Villanueva de Córdoba./Foto: LVC

La Semana Santa de 2020 pasará a la historia por ser en la que no hubo procesiones, por culpa del confinamiento al que tiene sometida a la población el coronavirus. Sin embargo, el encierro no impide que las muestras de devoción y espiritualidad se sucedan.Algunas de ellas han quedado atestiguadas este Marte Santo en la localidad de Villanueva de Córdoba.

Allí, una de las imágenes más hermosas y gráficas de la jornada se ha podido observar en la instantánea que ha permitido ver al sacerdote Bernardo López bendecir con incienso a las imágenes del Señor Amarrado a la Columna y a la Virgen de la Esperanza.

Sin procesiones, el testimonio de la piedad popular ha quedado expuesto en uno de los balcones de la localidad de los Pedroches, donde un hábito un antifaz y un capirote se exponían a la calle, en prenda de una fe que trasciende las circunstancias y deja en evidencia que la devoción puede al silencio de las calles, al miedo a la enfermedad y parece reblandecer el granito que enfunda las fachadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here