Una Madrugá complicada por las predicciones

22

Las previsiones de lluvia obligaron a la hermandad de la Buena Muerte a modificar su recorrido y a adelantar el paso

madrugá
Palio de la Reina de los Mártires./Foto: Eva M. Pavón

La Madrugá de 2018 en Córdoba será recordada, en buena medida, por las decisiones que adoptó la hermandad de la Buena Muerte. Y es que la cofradía decidió acortar su paso por carrera oficial, de tal modo que la corporación de San Hipólito entró y salió del templo catedralicio por la Puerta del Perdón. Ello en base a las predicciones meteorológicas, que preveían riesgo de precipitaciones, a partir de las 05:00 horas. Así, la corporación decidió aligerar el paso de su cortejo, llegando su cruz de guía a la Puerta del Puente, alrededor de 20 minutos antes de la hora prevista.
Sea como fuere, la cofradía de la Madrugá cordobesa volvió a dejar momentos de una plasticidad estética y espiritual dignos de mención. La disciplina de su cortejo es admirable, como también la apostura del mismo. Mientras que otro de los aspectos a señalar fue el caminar de la cuadrilla de la Reina de los Mártires, que dirige Enrique Garrido.
Enrique Garrido./Foto: LVC

El capataz, quien durante estos últimos días ha dirigido a los costaleros de la Oración y Caridad, Cristo de la Universidad, Virgen de la Presentación, Lágrimas y Desamparo y los de la titular mariana de la Buena Muerte, ha dejado de manifiesto que es uno de los que atesoran mayor calidad técnica de la ciudad.
La labor de Garrido está concluyendo este Viernes Santo, al frente de la Soledad. Donde ha vuelto a mostrar su capacidad y valor de futuro, dentro del ámbito de los capataces cordobeses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here