El obispo marca el camino para el inicio de curso


En su carta semanal, Demetrio Fernández señala la importancia de ir "de la mano de María", para comenzar esta nueva etapa de nuestra vida

antigua. María Fuensanta obispo
El obispo se postra ante la Virgen de la Fuensanta./Foto: Jesús Caparrós

El comienzo del curso pastoral, así como en los demás ámbitos, es el núcleo central de la carta semanal del obispo de Córdoba. Un inicio de andadura para que el prelado ha animado a ir “de la mano de María”, de cara a los importantes actos que aguardan a los católicos cordobeses, durante los próximos meses. Y es que, como subraya Demetrio Fernández, “en medio de todas estas novedades, sobresale la ayuda de nuestra Madre María. Nos agarramos a su mano, y así no nos perdemos”.
Las hermosas palabras de Demetrio Fernández sobre maría han jalonado el núcleo central de su misiva. En consecuencia, para el obispo “es bonito ver en estos días cómo los niños pequeños van de la mano de su madre al cole. Unos van contentos, otros con algunas lágrimas, todos estrenan ropa, mochila, ilusiones”. Lo que le ha valido para recordar que “algo así sucede en la vida cristiana”. Y es que “hay muchos proyectos para el nuevo curso, estrenamos personas que vienen en nuestra ayuda: sacerdotes, profesores, catequistas, etc. En medio de todas estas novedades, sobresale la ayuda de nuestra Madre María”.
Una intensa actividad diocesana
El prelado ha hecho hincapié en la celebración de la Fuensanta en la capital. Y es que, además de ser Patrona de Córdoba, también lo es “de todas las hermandades y cofradías, que la tienen por patrona, se vuelcan en honrarla con sus mejores galas”. Y ha recordado el obispo que, en otros muchos lugares de la diócesis, la celebración de la Natividad de María “es la fiesta de nuestra Madre con su advocación propia”.
El Encuentro diocesano del Apostolado de la Oración el 16 de septiembre, en Montilla; la asamblea de Acción Católica General, el sábado 30, en el obispado; el Encuentro Diocesano de Laicos, el sábado 7 de octubre; Peregrinación de jóvenes a Guadalupe (del 20 al 22 de octubre); así como  el V Encuentro Nacional de Jóvenes Cofrades en Córdoba (del 27 al 29) han sido los acontecimientos en los que el obispo ha incidido. Y para los que “nos agarramos de la mano de María nuestra madre desde el comienzo. Ella nos irá llevando, no irá enseñando a seguir a Jesús como discípulos misioneros de su Evangelio y de su alegría para un mundo como el nuestro que necesita razones para la esperanza”.
Carta semanal del obispo. De la mano de María

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here