Los policías locales se jubilarán a los 59 sin perder poder adquisitivo


Los policías locales que ejercen en España podrán adelantar su edad de jubilación a los 59 años sin perder poder adquisitivo, aunque, según advierte la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Córdoba, no será efectiva, al menos, hasta el próximo mes de junio, fecha en la que el sindicato espera que se publique el Real Decreto que está elaborando el Gobierno
En estos momentos, las centrales sindicales mayoritarias, encabezadas por CCOO, sindicato mayoritario en las administraciones públicas, están realizando sus aportaciones al proyecto regulador, que el sindicato valora muy positivamente pues cuando sea una realidad dará cumplimiento a una reivindicación de casi una década y equipará al personal de las policías locales a otros funcionarios y funcionarias a los que se les permite la jubilación anticipada, como personal de vuelo, mineros, trabajadores del mar, ferroviarios, artistas, bomberos o personal de las fuerzas armadas.
En principio, el tipo de cotización de la policía local será del 10% por encima de la cotización actual, porcentaje que será asumido por los ayuntamientos en un 8,6% y por los propios policías en el 1,4% restante. Además, se solicitará a Hacienda que estas cantidades no computen en el techo de gasto. Igualmente, este aumento de la base general de cotización es “necesario para que la medida no perjudique en términos financieros el sistema de Seguridad Social”, ha explicado el secretario General de la mencionada federación, Luis Mena.
Según CCOO, la plantilla de la policía municipal en Córdoba y provincia está compuesta por más de 1.200 efectivos, de los cuales más de 200 tienen entre 55 y 60 años. Eso supone que más del 18% de los trabajadores y trabajadoras están por encima de los 55 años, por lo que el sindicato considera prioritaria su renovación con nuevos efectivos “puesto que se trata de una plantilla envejecida”, remarca Mena.
El sindicato apunta que la media de permanencia en el servicio de las fuerzas de seguridad en municipios pequeños es de cuarenta años, mientras que en los grandes es de treinta, indica el responsable sindical, quien explica que la edad media de la plantilla de agentes de las policías locales de la provincia se encuentra entre los 45 y los 53 años y el 40% de ellos han sufrido patologías relacionadas con la tensión como problemas de estrés o depresión derivados de la “actividad penosa, tóxica o peligrosa que realizan” y que “provoca elevados índices de morbilidad”.
Por ello, el sindicato estima que la jubilación anticipada permitirá elevar la calidad, eficacia y eficiencia del servicio, mejorar sus condiciones de salud e higiene, rejuvenecer las plantillas y aumentar la oferta de empleo público para dar nuevas oportunidades a los jóvenes.
En este sentido, Mena señala que la ciudadanía cordobesa merece un servicio público eficaz y eficiente y esto sólo es posible mediante funcionarios y funcionarias en perfectas condiciones y en plenitud de condiciones psicofísicas que, obviamente, se van perdiendo con la edad.
Además, recuerda, el adelanto de la jubilación está reconocido en el Estatuto Básico del Empleado Público y, por ello, apunta que la reducción de la edad de jubilación sería “una medida solidaria con el resto de trabajadores y trabajadoras y contribuiría a la financiación de las haciendas autonómicas y locales, porque estaría basada en coeficientes reductores y cotizaciones a la Seguridad Social recargadas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here