¡Tercermundista!


SATSE alerta de que la situación en las urgencias de Reina Sofía "pone en riesgo la seguridad del paciente y de los profesionales. Se tienta a la suerte y crece el riesgo de errores médicos".

¿Cómo se atreve la Junta a hablar de atención sanitaria de calidad? ¿Puede ser el Reina Sofía el escaparate que debería?, ¿puede ser referente internacional con imágenes como la que publicamos?.
Lo de ayer en urgencias fue espeluznante. Los médicos que entraban a las ocho de la mañana se encontraron pacientes que llevaban esperando desde las 12 a falta de pruebas, de un diagnóstico y de tratamiento. “Esto no ha pasado nunca” nos comenta uno de los médicos de urgencias.
Horas y horas de espera, personas mayores, la mayoría con problemas de movilidad, en camillas en fila. Prácticamente no cabía un alfiler. Nos llegan por decenas fotografías a La Voz. La indignación popular en esta ocasión está más que justificada. No podemos remediar preguntarnos que si esto pasa en un Hospital puntero como el Reina Sofía, que no estará pasando en otros.
Manolo Cascos, secretario provincial de SATSE Córdoba, el sindicato de enfermería, no escatima en críticas. “Ya lo advertimos y el desde el SAS no han tomado ni una medida, es más, lejos de reforzar el personal en previsión de que podía incrementarse el número de pacientes por la gripe y otras patologías broncopulmonares propias de esta época, lo han reducido a la mitad”.
Hoy además, según nos comentan médicos de urgencias, “todavía somos uno menos que ayer. Hay reducciones de jornada de médicos y  al menos 3 bajas por enfermedad que no se han cubierto. Estamos desbordados, forzando altas porque no hay donde meter a la gente”. Además, “esta cerrada la sala de observación de sillones , por eso está urgencias como está”.
El problema, añaden desde SATSE “esta sobre todo en atención primaria. Se han cerrado por la tarde muchos centros de salud y los que están abiertos, trabajan con la mita de personal. Esto al final rebosa y colapsa las urgencias hospitalarias porque lo que está claro es que el que esta enfermo necesita ser atendido. La gripe puede haber contribuido, pero cuando en primaria provocas un tapón la masificación en urgencias está asegurada. Se podía haber previsto y haber minimizado el problema. Es indignante que todavía desde el SAS defiendan su planificación en lugar de tomar medidas y  establecer mecanismos correctores de inmediato”.
Para SATSE el origen del problema es evidente y la culpa está más que localizada en los responsables de la  administración autonómica, igual que la víctimas que son los pacientes y los profesionales. Considera Cascos que era su obligación “haber realizado contrataciones y reforzar en esta fechas porque son muchos los permisos sin sueldo y las vacaciones, situación que se suma a la que ya es crónica de falta de personal por reducciones de jornada. Concluye diciendo que “así no se puede trabajar. Se pone en riesgo la seguridad del paciente y los profesionales. Se tienta a la suerte y  crece el riego de errores médicos porque están saturados, sobrepasados”.
 
 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here