Más que 'black', el 'Friday" fue 'rainy'


La precampaña navideña del 'Black Friday' de ayer estuvo un poco pasada por agua, aunque en el centro los paraguas no pararon de abrirse y cerrarse

Las tiendas de la ciudad han empapelado estos días sus escaparates con ‘Black Friday’ ofreciendo descuentos desde el 20 y hasta el 60 por ciento sobre el precio del valor del producto.

Las colas de Mango de ayer eran considerables. Fuente: LVC.
Las colas de Mango de ayer eran considerables. Fuente: LVC.

Ayer, el día que en su América originaria se celebra una jornada de compras con enormes descuentos después del jueves de Acción de Gracias, los paraguas, sobre todo de las féminas, “luchaban” por hacerse un hueco por la acera del Bulevar Gran Capitán que da a Mango y Sfera entre otras.
Una dependienta del primer establecimiento contó a este periódico que la tarde estaba yendo “muy bien” algo que se corroboraba con la cola de la caja, como en un día de rebajas. Allí estaba Carmen con su hija Ana que habían ido a comprar unos jerseys “gorditos”; “que la niña se ha empeñado en venir, aunque tiene el armario que se le cae y hace una tarde malísima”, se quejaba la mujer ante el resoplido de Ana que aseguraba que “me hace falta todo esto para ir a la universidad”.
Los dispositivos móviles, unos de los productos más vendidos en El Corte Inglés. Fuente: LVC.
Los dispositivos móviles, unos de los productos más vendidos en El Corte Inglés. Fuente: LVC.

En El Corte Inglés ayer había descuentos extra en ropa y zapatos porque regalaban un descuento del 25 por ciento del importe de lo comprado para gastar hasta el viernes, ya que en estos grandes almacenes el ‘Black Friday’ se ha extendido desde el jueves y hasta el domingo. Daniel García-Ibarrola, director de Comunicación de El Corte Inglés de Córdoba ha explicado a este periódico que el jueves se superaron las expectativas del año pasado, que ya eran mejores que los del año 2014.
Si el jueves la tecnología fue la sección más concurrida, ayer lo fue la moda. Tanto en la sección de moda de señora como en la de moda joven, había centenares de féminas a por la ganga. Carmen y Presen estaban echándole un vistazo a los abrigos; la primera, nos ha contado que busca algo que merezca la pena y no viene con un presupuesto concreto ya que sólo comprará si verdaderamente necesita lo ques esté de oferta. La segunda señora sí que necesita un abrigo ahora que se ha echado el frío y está buscando algún modelo que le guste.
En la planta de electrónica encontramos a la familia Heredia que buscaban buscaban una lavadora que les hacía falta y querían aprovechar la rebaja. Además, el cabeza de familia llevaba en la mano un dispositivo para conectar el teléfono móvil a la televisión y usarlo como un mando a distancia inalámbrico: “puede que me lo compre porque está rebajado en 10 euros, nos da para una merienda”.
Ayer también nos topamos con Sergio, un estudiante de Marketing que había salido de un exámen con sus amigos y se estaban dando una vuelta para ver algunos aparatos electrónicos y los “pillamos” en uno de los establecimientos del centro ojeando los nuevos relojes “inteligentes”. Nos contó que se ha comprado un teléfono móvil 200 euros más barato pero este joven ha desvelado el truco de la mercadotecnia que muchos pensamos pero él lo ha expresado así: “hay tiendas que suben el precio justo en el mes de los descuentos para que parezca que nos han rebajado mucho cuando a lo mejor han sido 10 euros”. Para evitar esto, Sergio recomienda estar muy pendientes del precio del producto que queremos, compararlo en varios establecimientos.
Entre tanto, en algunas tiendas se repetía la estampa de estos acontecimientos: novios, maridos y padres apoyados en el escaparate con el móvil mientras ellas buscaban la mejor oferta.
Vales de descuento en una juguetería del centro. Fuente: LVC.
Vales de descuento en una juguetería del centro. Fuente: LVC.

Otras de las tiendas que ayer fueron visitadas por algunos “pajes” de “Sus Majestades de Oriente” fueron las jugueterías y tiendas de materiales educativos. En una juguetería de la calle Cruz Conde, dos señoras contaron que puesto que la carta de los Reyes Magos era larga, querían aprovechar los vales de descuento que ofrecían por producto de cara a las próximas semanas.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here