La Agonía consigue el Jubileo para los encarcelados


La misa se celebra en el Sagrario de la Catedral y está presidida por el capellán del centro penitenciario de Córdoba, el padre Aurelio Gil de la Casa

La hermandad de la Agonía ha dado un paso más, dentro de su rica labor social, y ha conseguido el Jubileo para los encarcelados del centro penitenciario de Córdoba. La misa se ha celebrado este sábado en el Sagrario de la Catedral y ha estado presidida por el capellán de la cárcel, el padre Aurelio Gil de la Casa.

Instante de la misa celebrada en el Sagrario de la Catedral. (encarcelados)
Instante de la misa celebrada en el Sagrario de la Catedral./Foto: Diócesis de Córdoba

A pocos días de que concluya el Jubileo de la Misericordia promulgado por el Papa Francisco, un grupo de internos del centro penitenciario de Córdoba ha ganado las indulgencias del mismo, al cruzar el umbral de la Puerta Santa de la Catedral. Ello, gracias a la iniciativa adoptada por una de las cofradías de la capital que más empeño muestra en su acción social, la Agonía. La corporación que dirige Carlos Recio ha hecho posible la celebración de un acto que no debe pasar inadvertido, pues además de ser una muestra inequívoca del compromiso de la hermandad del Barrio del Naranjo, el mismo es fruto de la unión de no pocas voluntades, en forma de instituciones. La dirección del propio centro penitenciario, el Ministerio del Interior y el Cabildo Catedralicio han conseguido que un grupo de presos hayan podido alcanzar los frutos que emanan de la Iglesia. Y como tal, la cofradía del Martes Santo así lo ha entendido y lo ha convertido en realidad.
La celebración de la misa en la capilla del Sagrario de la Catedral ha estado marcada por un carácter espiritual fuera de duda y ha permitido a los internos del centro disfrutar de un ceremonial que ha de servir para engrandecer los bienes que persigue. En el acto litúrgico han participado algunos de los presos, toda vez que tras el mismo, éstos han podido disfrutar unos instantes más de la jornada, al asistir a una de las visitas nocturnas que ofrece el Conjunto Monumental Mezquita-Catedral. El alma de Córdoba ha cerrado una jornada que ha insuflado libertad a los que están privados de ella, con la esperanza de que sirva para la contrición de los hechos que los condujeron a tal situación y por los que la hermandad de la Agonía ha realizado una gran apuesta.