El primer bebé milagro del San Juan de Dios


La nueva Unidad de Maternidad del centro hospitalario atiende el primer parto

Amanda Cortés y Francisco Javier Arroyo, son una joven pareja de Córdoba que el pasado martes 13 vivieron el momento más importante de sus vidas, el nacimiento de su hijo.
Tras ingresar Amanda a las 9:00 horas de la mañana en la nueva Unidad de la Mujer del hospital San Juan de Dios y comenzar con el protocolo de un parto inducido, algo se torció. Erika, la matrona que atendía a esta joven, se percató de que tras la ruptura de la bolsa y estando la joven dilatada de 3 cm el cordón umbilical cambió de posición y estaba asfixiando al niño.

Primer bebé del San Juan de Dios
Los padres del primer niño nacido en San Juan de Dios / Foto: LVC

Ante esta situación, el equipo de especialistas activó el protocolo de urgencia y se llevó a la madre a quirófano. El tiempo era crucial, jugaba en contra del bebé y la matrona no dudó en permanecer sujetando internamente como pudo el cordón para ayudar a que el niño pudiese continuar respirando mientras los médicos practicaban la cesárea a la madre, que duró unos 7 minutos. “Afortunadamente, gracias a la rapidez y profesionalidad de los médicos y a la actuación admirable de Erika, mi hijo está vivo, ha sido un verdadero milagro”, destaca la madre del bebé muy emocionada.
Francisco Javier Arroyo, que es como se llama el niño, pesó sobre 3,5 kg y se encuentra en perfecto estado, al igual que la madre. La alegría de los padres de ver a su hijo entre sus brazos es muy comprensible, si además a esos tensos momentos que han tenido que vivir, se suma el hecho de que hace un año y medio perdieron a un bebé poco antes de que Amanda saliera de cuentas, con un embarazo prácticamente a término.
Paritorios del San Juan de Dios
Pasillo de paritorios de la Unidad de la Mujer / Foto: LVC

De entre todas las comodidades con las que cuenta la planta y la habitación, estos recién estrenados padres destacan el “poder bañar al niño en la propia habitación, la amplitud de la misma y el detalle de ofrecer también menú de almuerzo y cena a los acompañantes”. Pero si hay algo que ha llamado especialmente la atención de Amanda y Francisco Javier de este hospital privado, ha sido “la amabilidad de los médicos y el cariño con el que nos han tratado, atendiéndonos las 24 horas, por lo que no podemos estar más contentos con el trato recibido en este hospital, al que el doctor Barrientos nos derivó”, concluye Amanda.
 
 
 
 
 
 

1 Comentario

  1. Para mí ha sido una verdadera satisfacción el haber podido atender a Amanda y su hijo Francico Javier en el hospital de san Juan de dios, y en unas condiciones tan adversas con tan feliz resultado. Me siento un privilegiado por haber atendido el primer nacimiento en dicha institución, mi más sincera enhorabuena a todo el equipo de atención maternal.
    Dr. Barrientos

Comments are closed.