Pegos, mentiras y cintas de vídeo


Ahora nos vienen con un vídeo grabado por la propia Delegación de Comercio, a decirnos lo torpes que somos y que tenemos que vender por internet

Reflexiones acerca del vídeo sobre la iniciativa “Impulso al Comercio Local”: Lo primero que quiero decir es que no dudo de la buena fe de casi todos los comerciantes que se adhieren a este tipo de propuestas, pero creo que el enfoque es completamente equivocado, si lo que se pretende es que el comercio local vuelva a tener la fuerza de antaño (o al menos una parte). El vídeo empieza con una frase de Pedro Jiménez: “no hemos sabido actualizarnos”. Es decir, la culpa es nuestra. Pues no, la culpa no es nuestra.

Evidentemente, en una economía de mercado, el empresario está obligado a seguir (y adelantarse) al mercado, renovarse continuamente y ser competitivo (eso es de cajón), pero ahí no tiene porque entrar la Administración Pública. “Oiga, usted. Si no es capaz de competir, tendrá que cerrar”. Pues claro, pero eso es problema de cada uno. ¿O es que el Ayuntamiento va a mandar a un funcionario a cada negocio con una carpetita para decir lo que tiene que vender y a qué precio? Esto es de locos. No, señores. La cosa no va por ahí. Después de tanta inacción durante décadas por parte de los Gobiernos Municipales, de haber dejado la ciudad convertida en un erial, no permito que ahora se ponga el foco sobre nosotros. ¿Qué no nos hemos renovado? No, ustedes nos han estrangulado. Porque la solución (y esta sí que es potestad del Ayuntamiento) hubiera pasado por habernos provisto de aparcamientos en condiciones, de accesos fáciles para el público de los barrios y de los pueblos, de iluminación, de limpieza y de seguridad. Esa es la madre del cordero y eso es lo que tenemos que haber exigido hace años. Pero no, ahora nos vienen con un vídeo grabado por la propia Delegación de Comercio, a decirnos lo torpes que somos y que tenemos que vender por internet. ¡Oiga, vaya usted a la porra! Ya sabré yo como tengo que vender. Usted lo que tiene que hacer es su labor, y yo la mía. En cualquier caso, ¿de verdad se cree alguien que vender por internet es tan fácil para nosotros? Nosotros que no tenemos stock para responder a los pedidos como las multinacionales, que no tenemos fondos para invertir en posicionamiento SEO… De verdad les digo que plantear esto que plantean desde la Delegación de Comercio es no tener ni la más remota idea de lo que es el comercio local.

Pero ni la más remota. No, amigos, no. Eso ya lo ha intentado muchísima gente. En cualquier caso, si fuera así y vendiéramos por internet, ¿para qué querríamos las tiendas? Sería más económico vender desde casa o desde una nave en un polígono. Y el Centro acabaría despoblado igualmente. ¡No! La experiencia de todos estos años nos lo dice bien claro: la única supervivencia del Pequeño Comercio Local pasa irremediablemente por la ultraespecialización y por la excelencia en el servicio. Punto. Ahí es únicamente donde (de momento) no nos ganan las multinacionales. Porque una multinacional no puede tener a un profesional con una experiencia de toda la vida, que te trata como si fueras de la familia, que es el que más sabe de cortinas, de abrigos de piel, de ovillos de lana o de reparación de ordenadores, que va tu casa si hace falta, que te ayuda a llevar las bolsas, que te pone el café como a ti te gusta y te pregunta por los niños, que te atiende en su local con todo el cariño y que te hace el trabajo que necesites a medida, sin ceñirse a estándares ni a protocolos. Nosotros, sí. Y esa es nuestra labor.

Yo no necesito que venga un concejal a decirme como tengo que hacer mi trabajo. Lo que necesito es que ese concejal promueva la construcción de aparcamientos para que el cliente pueda venir a mi local. Así es que a mí no vengan con vídeos. Tengo mejores cosas que hacer que perder el tiempo con cantos de cisne. Tengo que luchar por el negocio de mi familia.

Quieran a la gente de su alrededor y les irá mejor. Besos.