Llegaron los Reyes


comenzado
Cabalgata de Reyes de 2021./Foto: Jesús Caparrós
Cabalgata de Reyes de 2021./Foto: Jesús Caparrós

Llegaron los Reyes, con mayúscula. Debo haber sido bueno porque lo primero que he hecho al abrir los ojos este mágico día seis de enero, ha sido acordarme de mi familia.

Los Reyes en su inmensa sabiduría ya me trajeron lo mejor que uno podía tener, una mujer y un hijo irrepetibles. Muchas veces pienso que cada persona se va modelando a través de la vida y, gracias a sus Majestades, el modelado de mi vida va viento en popa.

Empiezo a abrir los regalos. Unos calcetines del Córdoba, no sé si ponérmelos o dejarlos sobre la mesita de noche para no dejar de ver el escudo. Y más en el día que ganamos al Getafe, un equipo de primera y de Bordalás, casi ¡ná!.

Sigo abriendo, una mascarilla con la bandera de España, preciosa, pero si alguien me iba a decir hace un año que me iba a ilusionar con una medida de protección lo habría mandado a donde pican las gallinas. Lo digo por la mascarilla, no por la bandera, obviamente.

Otro regalo, esto no tiene final. Una mochila para el ordenador, mi infatigable compañero. Parezco siempre un costalero de la tecnología, un antiguo cargador con su afición a la espalda.

Este año no falta la colonia. Creo que mi mujer dosifica las emulsiones para que me dure por tramos. De Reyes al santo, del santo al cumpleaños y del cumpleaños a Reyes. Un bucle de aroma que no soy capaz de distinguir.

Un libro… no falla. El último paquete es un libro, me lo he imaginado porque la envoltura no vaticinaba un balón de rugby, aunque ambos me sirven para relajarme. No hay nada como una buena lectura para evadirse y un buen balón para disfrutar. Pero eso sí, que sea ovalado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here