Cultura de muerte


Tal vez lo peor de este año venidero no sean los fallecidos por la dichosa pandemia sino por la cultura de la muerte que se está implantando a nivel global.

Hoy han aprobado en Argentina el aborto libre y gratuito, al que declaran como mayor éxito de Alberto Fernández. No sé, me pierdo, pero siempre he pensado que la labor de un regidor es procurar el bienestar de los necesitados, la seguridad de los apurados y leyes para todos. Sin embargo, el peronismo, en este caso, con ayuda de Soros, vaya personaje, ha vendido un logro de los verdes como si de una copa del mundo se tratara.

eagleton 5310609d6057206acc105a34b7e0b23d 1

Aquí, en nuestra piel de toro, se ha instaurado la eutanasia… No entiendo mucho de cuestiones médicas, aunque pienso que una ley que permita la desconexión, la dejadez en los cuidados paliativos y el olvido de cuidados no es una ley solidaria sino egoísta, es más fácil el olvidar que el asistir… y, sobre todo, porque pienso que es matar.

De vergüenza los aplausos de los diputados tras la aprobación de la ley, aplausos y risas como si la muerte tuviera que celebrarse… Lamentable confundir modernidad con crimen. Como diría Siniestro Total: Bailaré sobre tu tumba.

En el Nuevo Testamento, Mt 216-18, Herodes se hace actual haciendo asesinar a los niños menores de dos años, se convierte en un personaje de plató y cámara subvencionada que también defenestra a los más débiles, es Herodes un actor de gobierno aplaudido y comediante sin gracia en sus chistes. Son momentos difíciles para la vida, son momentos difíciles para el amor.

En fin, vaya año 2020, la muerte se ha convertido en nuestra novia como rezaba el credo legionario, pero en esta ocasión no la canta ni el Tercio ni Lola Montes sino los que nos gobiernan.