Jueves 26 de marzo (12º día de retiro)…. y yo me quedo en casa.


Autor: Pepe Soler
388b2067 3b6f 4f3a ad94 9da7dda536fe
Autor: Pepe Soler

Jueves… he tenido que preguntar. Lo peor de todo esto es no distinguir los días..ni las horas.

Está amaneciendo.. vaya tela, desierto total.

Son las nueve de la mañana, un camión… algo anecdótico hace quince días, y ahora un auténtico acontecimiento… ¿entrará? Ya incluso apostamos si bajará la cuesta o subirán a por carga, todo sea por entretenernos. Si alguna vez juzgué a aquellos que enfundados en su chándal vigilaban obras tras los cierres… el karma me lo está devolviendo, y con creces. Controlando tras los barrotes… entre preso y fisgón.

La mañana se dilata en el silencio como el queso en la plancha.

Seguimos con el ordenador sin parar, ya le hablo y todo… menos mal que es discreto.

La faena continúa y, por supuesto, me toca barrer… sin acritud… me he venido arriba y he puesto música para ir acompasado… ni por esas me convenzo.

¿Y eso? Anda… están desinfectando la plaza… es un gustazo, la verdad es que no nos damos cuenta de la gente que vela por nosotros a diario. Gracias. De bien nacidos es ser agradecidos.


Mi mujer sigue haciendo caso a lo que recibe por Whatsapp… y según me va contando… como le haga caso a todos los mensajes que le llegan…mañana empieza a aplaudir a las seis de la tarde y termina el sábado cuando cambien la hora, creo que se debe planificar… el Palmolive se lo va a tener que poner como la manteca colorá…

Son las seis de la tarde… me he enterado que un científico de twitter era un pseudoperiodista de twitter que opina en twitter… vamos, que no era nadie.

Ocho de la tarde… aplausos… hoy los vecinos se han venido arriba y han puesto láser y música… eso sí, han preguntado gustos musicales y la calle no ha llegado al consenso… han puesto lo que han querido y han triunfado… y lo mejor… se han despedido con un ¡hasta mañana vecinos! Que sin conocernos, ni siquiera vernos, promete diversión.

Un día cualquiera.

Un día más o un día menos.

Y yo me quedo en casa.