Veinticuatro quilates del sur


“Lux fulgebit hodie super nos, quia natus est nobis Dominus”.

Hoy brillará una luz sobre nosotros, porque nos ha nacido el Señor.

(Misal Romano, Natividad del Señor, Misa de la Aurora, Antífona de entrada).

El Sabio  Salomón, dejó escrito en diecinueve salmos, una rendida oda “Al rey mesiánico”.

Adoración de los Magos de Antonio Palomino.

Salmo 72:1   Oh Dios, da tus juicios al rey, y tu justicia al hijo del rey.

Salmo 72:2  Juzgue  Él a tu pueblo con justicia, y a tus afligidos con equidad.

Salmo 72:3  Traigan paz los montes al pueblo, y justicia los collados.

Salmo 72:4  Haga Él justicia a los afligidos del pueblo, salve a los hijos de los pobres, y aplaste al opresor.

Salmo 72:5  Que te teman mientras duren el sol y la luna, por todas las generaciones.

Salmo 72:6  Descienda Él como la lluvia sobre la hierba cortada, como aguaceros que riegan la tierra.

Salmo 72:7  Florezca la justicia en sus días, y abundancia de paz hasta que no haya luna.

Salmo 72:8  Domine Él de mar a mar, y desde el río hasta los confines de la tierra.

Salmo 72:9  Dobléguense ante Él los moradores del desierto, y sus enemigos laman el polvo.

Salmo 72:10  Los reyes de Tarsis y de las islas, traigan presentes; los reyes de Saba y de Seba ofrezcan tributo;

Salmo 72:11  y póstrense ante Él todos los reyes de la tierra; sírvanle todas las naciones.

Salmo 72:12  Porque Él librará al necesitado cuando clame, también al afligido y al que no tiene quien le auxilie.

Salmo 72:13  Tendrá compasión del pobre y del necesitado, y la vida de los necesitados salvará.

Salmo 72:14  Rescatará su vida de la opresión y de la violencia, y su sangre será preciosa ante sus ojos.

Salmo 71: 17 Que se eternice su nombre que se propague su nombre bajo el sol, para  que en Él sean bendecidas todas las razas de la tierra y todas las naciones lo proclamen dichosas.

Salmo 72:18 Bendito sea el Señor, Dios de Israel, el único que hace maravillas.

Bendito sea su nombre glorioso para siempre, que toda la tierra se llene de su gloria.

¡Amén! ¡Amén!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here