La importancia de la PAC para la economía cordobesa


Las ayudas de la PAC (Política Agraria Común) en la provincia de Córdoba suponen la entrada, de forma directa, de unos 320 millones de euros anuales. En Andalucía son 1.400 millones de euros anuales. A esto, hay que añadir lo que ello genera de forma indirecta en la actividad económica del agro cordobés. Y, sobre todo, lo que ello supone en el conjunto de la economía de Córdoba y sus pueblos, que gracias al sector agrario aumentan el consumo y la inversión de forma considerable al ser este el principal generador de riqueza y empleo en nuestra provincia.

De esta forma, es muy importante que todos tengamos claro y defendamos sin tapujos, que si a los titulares de explotaciones agrícolas, ganaderas, forestales y cinegéticas les va bien, a toda la economía cordobesa le vendrá bien. Por ello, la PAC es muy importante para los cordobeses.

En este contexto, nos encontramos ahora ante el inicio de las negociaciones para una nueva reforma de la PAC, pues la Comisión Europea ha puesto en marcha una consulta pública sobre la futura PAC post 2020, en uno de los momentos de mayor incertidumbre en décadas por la situación internacional. Una futura PAC va a estar marcada por el cambio climático, el Brexit, el proteccionismo del Presidente Trump, el veto ruso, el resultado de los procesos electorales en varios países como Francia, las próximas elecciones europeas de 2019, y el presupuesto de la UE para 2021-2027, pendiente de negociarse y marcado por los factores anteriores.

Como conocedor del sector agrario, considero que la PAC debe estar basada en un modelo empresarial para el sector, un modelo que garantice la seguridad de rentas a agricultores y ganaderos con apoyos directos e instrumentos de gestión de riesgos, con normas de competencia que traten igual a los productores de la UE que a los de países de fuera de la Unión, y medidas que eviten las enormes diferencias de precios en origen y destino. Además, los titulares de las explotaciones agrícolas, ganaderas, forestales y cinegéticas, deben ser el eje clave en la lucha contra el cambio climático y debe reconocerse la labor que vienen realizando, pues son los que más ayudan a mantener el medio ambiente y a reducir las emisiones de CO2. Por todo ello, la nueva reforma debe ser una adaptación del sistema actual más que una reforma en profundidad.

Para conseguir esos objetivos, es básico el consenso del sector y, fundamentalmente, de los dos principales partidos políticos, PP y PSOE, por lo que es muy importante consensuar posturas entre el Gobierno de España y la Junta de Andalucía, como ocurrió en la anterior reforma entre el ministro Miguel Arias Cañete y el consejero Luis Planas, cuyo trabajo en común evitó un desastre para el sector agrario cordobés y andaluz.

Por ello, desde estas líneas animo a todos los cordobeses a participar en esa consulta para defender nuestra economía, pues mientras más opiniones favorables haya hacía la PAC actual y sobre el papel de desempeñan los agricultores y ganaderos en beneficio de nuestra actividad empresarial y el empleo, en la garantía de alimentos, en la defensa del medioambiente, en la lucha contra el cambio climático, y en garantizarnos alimentos de calidad y en cantidad suficiente, mejor nos irá a todos.

Puede hacerse en https://ec.europa.eu/eusurvey/runner/FutureCAP?surveylanguage=ES .

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here