El olivar, sustento de la economía cordobesa


Uno de los pilares básicos de la economía de la provincia de Córdoba es el sector agrario y agroalimentario. En estos años de crisis, se ha puesto aún más de manifiesto este hecho, pues ha permitido mantener la economía de muchos de nuestros pueblos.
Por ello, es noticia destacada que haya comenzado la campaña de recolección de la aceituna, la que más riqueza, renta y empleo genera en toda la provincia y, por tanto, la base de la estructura económica y social de nuestras zonas rurales y buena parte de la de Córdoba capital.
Para que nos hagamos una idea de la importancia del olivar, este genera un volumen de facturación directa superior a los mil millones de euros, miles de jornales directos, trabajo a transportistas, cientos de almazaras o entamadoras molturan o procesan esas aceitunas, fábricas de maquinaria agrícola dependen de este sector, talleres, empresas de abonos, de fitosanitarios, agentes comerciales, asesores fiscales y laborales, y un largo etcétera de actividades indirectas.
Además, esa renta es un motor de la economía de toda la provincia, pues todos los beneficiarios directos e indirectos del olivar pueden, en base a la renta que les genera, consumir en diversos bienes, equipos y servicios, desde pagar la vivienda, comprar un vehículo o consumir en un bar.
Pero además de todo ello, es un sector netamente exportador, el primero de la provincia, lo que significa que son divisas que entran a la economía cordobesa, lo que supone un efecto multiplicador de riqueza aún mayor. Ya son cientos de empresas cordobesas las que recorren el mundo entero vendiendo sus extraordinarios aceites y aceitunas. Tenemos en Córdoba los mejores aceites del mundo, con cinco Denominaciones de Origen, extraordinarias cooperativas y almazaras privadas por todos los pueblos, y el mayor polígono del aceite del mundo en Alcolea en Córdoba capital.
También es una fuente importante de la innovación y el conocimiento, como demuestran día a día los grupos de investigación de la Universidad de Córdoba, pioneros y reconocidos en todo el mundo, o empresas tecnológicas del sector con actividad en España y fuera de nuestro país.
Todos ellos, no sólo hacen una extraordinaria labor en el mundo del olivar, sino que también valorizan la marca Córdoba en el mundo, beneficiando a otros sectores económicos como el turismo.
Por todo ello, desde estas líneas pretendo concienciar a los cordobeses que defendamos lo nuestro y reconozcamos aquellos sectores que hacen que Córdoba avance. Y ahí ocupa un lugar muy destacado el sector agrario y el agroalimentario.
Sin duda, el olivar sostiene la economía cordobesa.

Rafael Navas Ferrer
Ingeniero Agrónomo y
Diplomado en Alta dirección de Empresas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here