Una filtración fatal


La mayor parte de las veces se busca con ahínco entrar en los puestos altos de cualquier lista electoral, pero hay excepciones

Inmaculada Nieto (segunda por la izquierda), junto a cargos de IU en Córdoba en su visita a un patio./Foto: LVC
Inmaculada Nieto (segunda por la izquierda), junto a cargos de IU en Córdoba en su visita a un patio./Foto: LVC

La precampaña continúa y aumenta los decibelios, los sueños a medio cumplir y las frustraciones que todo lo pueden.

Cambio de cromos

Hace muy poco, hasta que lo disolvieron, era parlamentario (entró por sustitución) por un partido político y ahora se plantea ser alcalde, con otros colores y otras ideas. Pero una filtración ha hecho saltar la trama y el desenlace no se espera que sea lo que quería.

Parece una duquesa

Reconocer que no sabes ni a quien llevas en las listas de la provincia que vienes a visitar para pedir el voto es para que te den un premio de los de risa o que se lo inventen para ti. Usar un tono de voz calmado -casi lacio- para ello recuerda aquellas mujeres de la aristocracia a las que su partido tanto odia. Habrá que modular la voz en lo que queda de campaña.

Se enteró por la calle

La mayor parte de las veces se busca con ahínco entrar en los puestos altos de cualquier lista electoral, pero hay excepciones. Sobre todo, cuando el resultado que se espera es lo más parecido a un naufragio y nadie quiere representar el papel de Robinson Crusoe. Pero tampoco suele hacer demasiada gracia enterarte por la calle que vas de candidato o de candidata, que hay que darle perspectiva de género al artículo.