Consejos para ser capataz


Para ser capataz hay, aunque parezca mentira, que haber sacado pasos

capataz
Llamador de la Caridad del Baratillo./Foto: Hermandad del Baratillo
capataz
Llamador de la Caridad del Baratillo./Foto: Hermandad del Baratillo

Le pregunta el querubín al serafín:

¿El futuro o un sucedáneo del arte?

No corren buenos tiempos para los artesanos de toda la vida. Las nuevas técnicas en la orfebrería y el bordado auguran una adaptación a los tiempos, pero hay quien piensa que unas manos humanas tratan con más cariño la pieza, que lo barato sale caro y que todo rueda hasta vender por bueno sucedáneos de diseños y ejecuciones, que se perpetran de nuevo.

¿Guerra interna?

Ser candidato a cualquier cosa se convierte muchas veces en deporte de riesgo, porque si hay otro y te pones a competir puedes llegar a prometer cualquier cosa, mientras los demás te achacan otras que dices que no harás, pero están seguros de que sí. Caer en esa trampa es fácil y hasta defender a quien echó a tu amigo.

Consejos para ser capataz

Para ponerse delante de un paso no implica necesariamente haber salido debajo, pero sí saber lo que se hace, conocer al grupo y gestionarlo con solvencia. Para ser capataz hay, aunque parezca mentira, que haber sacado pasos y no solo ponerse un terno negro y hablar como si llevaras 50 años sacando cofradías, cuando no has sacado ni una cruz de mayo.