Extraordinarias por cualquier fecha aunque sea un cuarto


A veces los cofrades buscan el confrontamiento hasta por la forma de vestirse

Público en la procesión extraordinaria de Humildad y Paciencia./Foto: BJ

Le pregunta el querubín al serafín:

¿Polémica?

A veces los cofrades buscan el confrontamiento hasta por la forma de vestirse. Si son costaleros les discute que se remanguen o no los pantalones y se pongan camisetas de tirantes. Y, si son nazarenos, hasta que les “copie” la túnica. Pero por mucho que se parezca, cada cual es libre de elegir cómo quiere que sus hermanos vistan en la procesión.

¿Locos por salir?

Mientras se ven fiestas que recuerdan a 2019 y manifestaciones multitudinarias, a los cofrades de Córdoba no les dejan salir, de momento, con sus pasos. Y eso que se aprovecha que baje la incidencia un par de puntos para bajar el nivel de alerta, que por lo visto sí salta cuando se habla de procesiones. Y en esas hay quien planea y anuncia extraordinarias, como antes, por cualquier fecha aunque sea un cuarto.

¿Candidato fallido?

Cuando se ve la perspectiva de unas elecciones, a algunos cofrades se les ponen los ojos con el símbolo del dólar. Planean juntas, tienen reuniones y dejan que su nombre retumbe por los mentideros. Lo malo viene cuando no tienes las firmas y no llegas a presentar la candidatura.