Cuando te pillan con el carrito de los helados


Alguien dibujó algo para alguien y algo debió pasar porque el dibujo no llegó o no lo quisieron

carrito
Puesto de helados./Foto: LVC
carrito
Puesto de helados./Foto: LVC

Le pregunta el querubín al serafín:

¿Pusilánimes?

De cobardes está el mundo lleno dice la máxima. En cofradías hay casos célebres y en la política profesionales del ramo. La última es la de puedes salir, pero no te lo recomiendo. Si no es cobardía como la que cantaba Chiquete, es otra cosa más fea. Y, entre tanto, más de un hermano mayor se muerde las uñas para que lo dejen salir en procesión.

¿Con el carrito de los helados?

Alguien dibujó algo para alguien y algo debió pasar porque el dibujo no llegó o no lo quisieron. Pero en entre los roleos había un lema que, cosas de la vida, luego se vio en otro dibujo y se descubrió la economía circular y el reciclaje. Lo más curioso es que sucedió con encargos de cofradías muy cercanas.

¿Era el momento?

Dimitir siempre es un acto de valentía y honradez, siempre que no se hace diez minutos antes de que te echen. Esta semana vimos una cargada de coherencia y con un mensaje, que es para por lo menos tomar buena nota a quien corresponda.