¿Puro ‘postureo’ ante el martillo?


postureo
Costaleros./Foto: Luis A. Navarro
postureo
Costaleros./Foto: Luis A. Navarro

Le pregunta el querubín al serafín:

¿Por qué copia tanto?

Hay una mala costumbre -o buena, según se mire- que viene del fútbol y de la vida misma: cuando algo funciona no lo toques. Esto le pasa a muchos artistas contemporáneos y de toda la vida, que cuando algo les sale bien se copian o lo copian con el descaro que marca la diferencia. De esto se ha visto un ejemplo más.

¿Puro ‘postureo’ ante el martillo?

Hay quien piensa que cuando vuelva la normalidad al mundo del costal, lo normal puede que ya no sea que haya tantos costaleros, de esos que entran y salen de las cuadrillas cuando la oferta es mayor que la demanda. En ese capitalismo de la arpillera, en probable declive, hay quien no deja de publicar foto suyas de negro y con su mejor sonrisa, para que a nadie se le olvide que está ahí esperando a sus chicos para no perder el martillo.

¿’Tardeo’?

Después de meses las mesas de los bares se han llenado de gente divirtiéndose por las tardes con sus copas, sus cafelitos y las sonrisas perdidas. Al final, todos pueden hacer cosas, menos las cofradías que siguen encerradas. Para ellas no hay ‘tardeo’ que valga.