¿De lectores a pregoneros?


pregoneros

Le pregunta el querubín al serafín:

¿Su tercer pregón?

El pregón de Semana Santa ha cambiado. Primero, por el aniversario de la Agrupación fue a tres voces; segundo, por el coronavirus no ha habido este año; y, tercero, porque el covid ha vuelto a dejar un modelo peculiar con pregones antiguos y artes escénicas que recuerdan a los de una ciudad no muy lejana. Y quien dirige la orquesta ya va por tres. Todo un récord.

¿De lectores a pregoneros?

No se sabe si habrá atril en el Gran Teatro, pero sí que habrá lectores de pregones antiguos y recientes. Lector es el que lee y pregonero el que pregona. La semántica es complicada y alguna hermandad ha elevado al lector a pregonero. El uso de de la palabra es lo que tiene.

¿Veneraciones a posteriori?

Nadie se queda con las ganas, ni porque los riesgos sigan siendo elevados, de venerar a sus titulares. Y aunque a algunos habría que explicarles la diferencia entre venerar y adorar, a otros hay que decirles que si en mayo se suspende un acto hacerlo en diciembre, porque sí, es por lo menos, raro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here