¿De qué se lamenta el concejal?


concejal
Pedro García./Foto: Jesús Caparrós

Le pregunta el querubín al serafín:

¿De qué se lamenta el concejal?

Hay una máxima para los cofrades: nos va mejor con el gobierno mejor de izquierdas que derechas. Esto debió pensar un munícipe esta semana, cuando se preguntaba qué le habrían dicho los cofrades de ser él quien tuviera que pagar lo acordado con tantos problemas. Olvidaba que con él a los mandos, las peleas y los desprecios fueron el leitmotiv de cada día.

¿Qué le pasó al capataz?

Se fue con discreción, sin dolor -¿o sí?- y sin soledad -¿o sí?. Presentó la renuncia y luego pusieron a otro. Todo en paz, todo bien, todo políticamente correcto. Nadie dijo que la cuadrilla estaba sublevada y que se marchó cinco minutos antes de que le enseñaran la puerta abierta y tuviera que bajar corriendo la cuesta.

¿Qué olvidan los políticos?

Las hermandades hacen una obra social que, si la tuvieran que asumir los políticos, no tendrían dinero en el presupuesto. Hay quien lo sabe, lo reconoce y lo alaba. Otros olvidan o no quieren ver que más de la mitad de lo que se ayuda en Córdoba lo hacen entre las cofradías y otras instituciones de la iglesia sin buscar más recompensa que ayudar a los demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here