¿Qué nos falta para acercarnos a la renta media europea?


Hace un par de semanas el Profesor Moscoso presentó el Barómetro de Opinión Publica y Política 2020 en la ciudad de Córdoba, un trabajo riguroso en el que se aporta la experiencia y conocimiento acumulado por su Director Científico, que son palabras mayores. Más allá de los resultados a nivel político que se derivan del estudio, este abunda en la percepción de la situación económica de los cordobeses, y el dato es francamente preocupante, el 73% de los cordobeses creen que la situación económica es mala o muy mala, esta situación se ha visto agravada por la situación actual de pandemia según el Barómetro.

Desde que entramos en la antigua Comunidad Económica Europea, ahora Unión Europea, uno de los objetivos prioritarios era acercar la renta per cápita de España, y por tanto la de Andalucía y la de Córdoba, a la renta media europea medida en términos de PIB per cápita (donde se relaciona la riqueza de un país con su población). Pues nada de esto ha pasado en los últimos 25 años, tiempo más que razonable. Y la pregunta es ¿por qué  no nos hemos acercado al objetivo de alcanzar los niveles de PIB per cápita del resto de Europa? . Los datos  de los últimos años ponen de manifiesto que no hemos sido capaces de llegar a los niveles europeos, ni tan siquiera de acercarnos, como se muestra en el gráfico siguiente:

Fuente: Datosmacro.com. Datos en euros

Si descendemos a los datos autonómicos Andalucía está muy detrás de España en PIB per cápita, 19.658 euros en Andalucía frente a 26.430 euros es España. Si descendemos a nivel provincial el PIB per cápita de la provincia de Córdoba es de 17.964 euros al año. Es decir, que un europeo medio tiene casi el doble de PIB per cápita que un cordobés. Los datos son demoledores.

Nadie pondrá en duda el esfuerzo realizado desde la Unión Europea a favor de Andalucía y de Córdoba en estos últimos 25 años, mediante la implementación de programas de ayudas que han llegado a nuestra región, que algunos los cifran en más de 100.000 millones de euros. Solo el Programa Operativo FEDER 2014-2020 para Andalucía incluía ayudas de la Unión Europea por encima de los 2.800 millones de euros. Parece claro que desde lo público se han realizado esfuerzos en diferentes programas de apoyo a distintos sectores. El nuevo marco de apoyo “New Generation EU” también viene con ayudas muy relevantes para nuestro país.

Estos programas públicos dotados de importantes recursos nos han permitido dotarnos de unas magníficas infraestructuras: tenemos tren de alta velocidad, magnificas comunicaciones por carretera; una sanidad pública y privada muy competitiva; unas Universidades bien dotadas y con recursos. Si a lo anterior le añadimos que tenemos una alta calidad de vida y un magnifico patrimonio histórico y cultural, partimos de unas óptimas condiciones como sociedad. Pero a pesar de todo esto seguimos a años luz de disponer de las rentas de nuestros socios europeos.

En mi opinión, para revertir esta situación necesitamos más y mayores empresas que generen riqueza en el entorno. Para disponer de más y mayores empresas se necesita inversión privada, la publica ya la hemos tenido y la tendremos en el futuro. Por tanto, Córdoba y su provincia necesitan disponer de recursos económicos privados que favorezcan la creación de empresas y aceleren el crecimiento de las que ya tenemos. La manera de hacer esto es con un incremento sustancial de la inversión privada. Se me antoja esencial dotarnos de instrumentos que faciliten y desarrollen una labor proactiva para captar inversión privada de otras regiones y países. Así, facilitar que la inversión privada que llegue a nuestra ciudad, y genere empleo y riqueza, es la forma más certera de acercarnos a los niveles de renta del resto de Europa. Y que la percepción que tienen los cordobeses respecto a su situación económica cambie.       

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here