La economía española se recupera a pesar del Gobierno, no gracias a él


El 80% del empleo creado en los últimos 12 meses se debe al sector público y sólo el 20% al sector privado

Los gobiernos no generan riqueza, por favor, quítenselo de la cabeza. Los gobiernos no crean empleo, quítense eso también. El Estado quita y elimina regulaciones que impiden crear riqueza y generar empleo, pero en ningún caso generan ni crean nada. Me gusta mucho hacer un símil entre la economía de un país y un carro tirado por burros los cuáles se encuentran facilidades o dificultades por el camino y el “gobierno de turno” es el que puede, es más, es el que decide si quiere facilitar o dificultar dicha marcha al carro, a la economía, en definitiva, dificultarnos o facilitarnos la marcha a todos los ciudadanos. Dicho lo cual, comenzamos con el análisis de la economía española tras un gran 2T de 2021.

imagen 1 1

Las cifras que arroja el 2T para la economía española son verdaderamente buenos, obviamente no podemos compararlos con el mismo período del año anterior porque la comparación no sería fiable, ya que, fue el momento en el que sufrimos el confinamiento domiciliario. No obstante, los datos son verdaderamente buenos y nos invitan a mirar con optimismo a un futuro cercano. Tampoco debemos dejar pasar la intensidad de dicho crecimiento experimentado por nuestra economía debido a que ha sido superior a los países de nuestro entorno; España (2,8%), Italia (2,7%), Alemania (1,5%) y Francia (0,9%). Muchos organismos internacionales y nacionales tenían unas expectativas de crecimiento para España inferiores a las que se han dado, por ejemplo, la AIReF (1,6%) o Funcas (2,1%) han estimado mal el crecimiento de la economía española que como dije, a pesar del gobierno esta adaptándose y comportándose de manera muy positiva.

imagen 2 1

Aunque los datos sean buenos, en la evolución económica del país en el corto plazo preocupan y son objeto de duda de la capacidad de España los siguientes factores; el turismo, las restricciones económico-sociales y el avance de la vacunación. Organismos internacionales y la propia Unión Europea siguen muy de cerca los factores citados anteriormente porque los consideran claves para la recuperación económica en el corto plazo de la economía española.

imagen 3 1

La principal causa del crecimiento en este 2T se debe al gran incremento del consumo de hogares y familias (+20,3%), o lo que es lo mismo, al consumo privado. Le sigue de cerca la inversión en maquinaria y bienes de equipo (formación bruta de capital) que ha representado un incremento del (+18,9%), y esa inversión se acumula en su mayoría en la industria manufacturera el cual ha obtenido un crecimiento del (+31,9%). La agricultura tras un 2020 con varios trimestres consecutivos de crecimiento retrocede (-1,2%). Por último, dos sectores que han contribuido y empujado mucho son el de la construcción y el de los servicios, ambos favorecidos por el comercio, y aun teniendo un buen crecimiento aún nos encontramos por debajo de los niveles de 2019.

imagen 4 1

Sectores como el del automóvil o la vivienda, cuya demanda es relativamente más sensible al crédito y a las expectativas. Son un termómetro adicional de la coyuntura que debe tomarse en cuenta.

imagen 5 1

El parón del año 2020 ha afectado por completo la comparabilidad de los principales indicadores cíclicos por lo que las altas tasas de crecimiento interanual son poco representativas, es mucho más fiable comparar los resultados con los del mismo periodo de 2019. En ese caso el sector de la automóvil sigue contrayéndose un (-33,9%). Como mencionábamos más arriba la actividad del sector inmobiliario ha mostrado cierta recuperación en el 2T de 2021, revirtiendo la tendencia de los cinco trimestres anteriores en cuánto a volúmenes de producción. En el caso de la compraventa de viviendas refleja más fielmente los datos de nuestra economía, los cuales nos hablan de recuperación y buen crecimiento, pero, aún por debajo del año 2019. Los visados de dirección de obra nueva, un indicador adelantado de la actividad inmobiliaria, ya se encuentra por encima de los niveles de 2019, lo que significa que será interesante su evolución, junto con la financiación hipotecaria y la inversión en construcción de los próximos trimestres.

imagen 6 1

Con respecto al mercado laboral y a datos de empleo el impacto de la crisis actual en los datos sigue relativamente difuminado por el hecho de que los empleos afectados por ERTEs son considerados ocupados. Es impresionante y destacable el fuerte papel que está desempeñando el Estado en la creación de empleo, ya que, el 80% del empleo neto que se ha generado proviene del sector público, mientras que, el 20% restante proviene del sector privado. Atendiendo a la confianza de los agentes económicos tanto en España como en la zona euro invita a cierto optimismo para los meses que están por llegar. La lectura que dan desde las administraciones públicas es que existe cierta confianza de cara a la campaña de verano generada tanto por el avance de la vacunación como por el retorno del turismo.

imagen 7 1Por último, y no menos importante, me gustaría destacar el impacto tan negativo que está teniendo el aumento del precio de la energía en nuestra economía. España que es bien sabido por todos es un país muy dependiente de la importación de petróleo y gas natural. Nuestra industria y tejido empresarial está en pleno crecimiento y en fase de recuperación, fase que se está presentando mucho más lenta por este asunto. El IPC no se situaba en los niveles actuales (2,7%) desde el año 2017, este incremento tan sustancial se debe al elevado precio de los combustibles fósiles y al enorme crecimiento de los costes de emisión de CO2 impuestos por la Unión Europea. Tan es así, que podemos observar como el Índice de Precios al Consumo (IPC) descontando el factor energía y obtenemos un incremento del (0,3%), seguidamente sumamos la energía al IPC y obtenemos el (2,7%) que tenemos actualmente, dato muy preocupante y que debería hacer reflexionar al gobierno y a nuestros agentes económicos para intentar hacernos cada día menos dependientes de importaciones en materia energética, es algo que nos limita mucho nuestra capacidad de crecimiento como economía. Y no, no señores los elevados costes energéticos no son culpa del actual gobierno, todo hay que decirlo.

imagen 8 1

En definitiva, todos los datos apuntan a una recuperación relevante hacia los niveles de actividad previos a la pandemia, llamando especialmente la atención el optimismo que marcan algunos indicadores como hemos visto anteriormente, sobre todo, los relacionados con la inversión privada incluso los datos de empleo, A PESAR DEL ESTADO. Espala todavía está por debajo de dichos niveles previos, siendo de las grandes economías la que más alejada está de los mismos posiblemente por las partidas del PIB dependiente del turismo o automoción, dos métricas que andan muy por debajo de 2019.