Los empresarios suspenden al Ayuntamiento


En la misión  de ser útiles a la sociedad cordobesa, y especialmente destinado a  nuestro sector empresarial y a la generación de empleo, hemos alumbrado desde La Voz, el primer Indicador Económico Empresarial (IEC)  de la provincia de Córdoba en colaboración con la Confederación de Empresarios de Córdoba y el patrocinio de la Fundación Caja Rural del Sur, PROSEGUR y el Cabildo Catedral.

Con vocación de convertirse en el termómetro anual de las inquietudes y necesidades de quienes cada día abren sus instalaciones para producir bienes y servicios en nuestra capital y provincia, el IEC elaborado por La Voz de Córdoba, ha recabado la participación de las  250 principales empresas cordobesas, en términos de facturación y empleo, para conocer de primera mano los retos a que se enfrentan nuestros empresarios para fomentar su desarrollo, competitividad y generación de empleo.

Durante las próximas semanas iremos desgranando la información y dando a conocer a través de nuestro periódico digital, los interesantes datos que arroja el minucioso estudio.

Ya les adelanto a través de este artículo, que de entre toda esta información, destaca un denominador común: la insuficiencia e ineficiencia de las políticas públicas para apoyar el tejido productivo local y provincial. Y a partir de aquí, ahora el que quiera entender que entienda y el que quiera tomar nota, que la tome.

Una vez más comprobamos como quienes crean empleo de verdad, desplegando capacidad y talento y asumiendo todo el riesgo empresarial,  no sólo no reciben apoyo decidido de  las Administraciones Públicas, sino que, en muchas ocasiones, lo que encuentran es la actitud hostil de su propio Ayuntamiento para poder iniciar o ampliar su actividad económica.

Que la mitad de los empresarios encuestados denuncien la falta de agilidad en la tramitación de licencias y proyectos  como la principal carencia para atraer inversiones y crear empleo constata una realidad que no debería ser denostada  por nuestros gobernantes.

Lamentablemente,  hasta ahora el Ayuntamiento de Córdoba y en concreto algunos de sus concejales de partidos más radicales responsables de áreas de vital importancia para la ciudad,  lejos de afrontar el problema y buscar soluciones ha emprendido un peligroso camino de persecución y acoso de aquellas voces que a título particular o de forma institucionalizada han denunciado esta situación. Eso sí, en coherencia con sus “tics bolivarianos” compatibilizan y alternan cazas de brujas con manga ancha según la afinidad o no del afectado.

Desde la libertad de prensa y la información plural defenderemos  a las empresas frente a la arbitrariedad y la excesiva burocratización de las administraciones, sean del color que sean. Es nuestro compromiso para este año que empieza y sucesivos.  Aquí seguiremos, al lado de los que crean empleo y riqueza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here