Córdoba es del PP


Salvo el período de Anguita, los cordobeses siempre han apostado por soluciones políticas centradas. Desde el 95 para acá sin duda, con un PP ganando elección tras elección.

Desde el minuto uno de su gobierno, Isabel Ambrosio no ha entendido el mensaje del electorado cordobés que lejos de apostar por experimentos antisistema  votó mayoritariamente, aunque de forma diversa, por opciones políticas  moderadas, de centro.

Incluso ella tuvo en su estrategia de campaña un perfil suave y centrado marcando distancias con IU y Ganemos. Sin embargo, el precio pagado por el sillón de Capitulares inició la traición a sus votantes, instalándose  en la radicalidad y bailando  al son que tocan los podemitas locales. Ha querido ser más radical  que Pablo Iglesias y eso los electores moderados no se lo perdonan.

Hemos tenido que ver también en esta Alcaldesa que se presentó con piel de cordero, estridencias laicistas que llegaron hasta el propio custodio San Rafael. Somos testigos de ataques permanentes a los pequeños empresarios de hostelería y comercio, desprecio a los trabajadores de COSMOS, caos en la gestión turística, arbitrariedad y amiguismo en la gestión del personal municipal, perdida de dinero para obras, vuelta a las políticas de déficit, subida de tasas e  impuestos y un larguísimo etcétera de estela de despropósitos y desgobierno que va dejando tras de si.

Empiezan a circular estudios demoscópicos hechos por gente seria, de partidos serios, que desde luego algo saben de esto. Encuestas que confirman que los cordobeses cada día están más ubicados en el centro político. Que la coherencia y la moderación del PP, con José María Bellido liderando el grupo municipal, vuelve a subir, recuperando los 13 concejales en intención de voto. Y lo hace a costa de la bajada de las izquierdas, sobre todo de IU que tiende a aburguesarse en el sillón y que arrastra el pesado lastre de Pedro García y su afán de meterse en charcos para embarrarse hasta los ojos y no ser capaz luego de salir. Y esto, no le gusta a sus votantes que cuando miran a la izquierda solo ven  a un Ganemos pertrechado que aprieta y tensa y que es, desgraciadamente, la que lleva las riendas de capitulares.

Pero muy especialmente,  aquí la que pierde es la Alcaldesa. Los socialistas no pueden ya con una Ambrosio perdida en tierra de nadie, que baja en concejales como casi todo el mundo supone, espera y anhela. Sobre todo muchos de los suyos.  Debería tomar nota de lo que hicieron otros, y replicar modelos que funcionan en lugar de arrojarse al vacío más que de poder, que también, más bien en este caso al vacío de Podemos.

El mejor resultado histórico del PSOE lo obtuvo en Córdoba José Miguel Salinas en 1987 con nueve concejales y  un perfil y discurso netamente socialdemócrata situado en  las antípodas de los comunistas. Por algo sería.

Curiosamente, otra oferta centrada como Ciudadanos no pierde comba sino que sube ligeramente a pesar de su orfandad de liderazgo local y su errada estrategia de encontrar su zona de confort en el “ni frío ni calor” que si no cambian, puede terminar por aburrir incluso a los suyos.

En política municipal el primer año es para preparar proyectos, los dos de en medio para ejecutarlos y en el cuarto estamos ya en campaña. Ambrosio y sus mariachis llevan 18 meses ocupados en no molestar a los representantes de Podemos en Córdoba. Su  único gran  proyecto Turístico ha sido cerrar el espectáculo de luz y sonido del Alcázar, su mayor obra perder millones que eran para nuestros barrios y su cambio tranquilo llevar a la guerra a la hostelería de esta ciudad con los vecinos y a los trabajadores de Cosmos a tener que pelear contra la arbitrariedad para defender el pan de sus hijos.

Córdoba y los cordobeses toman nota y no perdonan. Los del voto de castigo a Rajoy que pagaron con Nieto, todavía se están tirando de los pelos…

La respuesta al desgobierno de Ambrosio, la veremos en las urnas, seguro.  Ya empiezan a decirlo las encuestas, que en Córdoba no suelen equivocarse.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here