¡Hola! Me llamo Carla Gómez


¡Hola! Me llamo Carla Gomez.

¡Hola! Me llamo Carla Gómez, tengo 25 años y vivo en un barrio popular de Córdoba,
cuya dirección reservaremos. Córdoba es maravillosa, las posibilidades que te da son infinitas.

Puedo perseguir el sueño de mi vida: ¡Trabajar para la revista Corazón Rosa!
Soy alta, con curvas, melena color caoba. Mis amigas dicen que soy guapa; los tíos,
que estoy buena. Modestia aparte, soy lo que se dice una belleza cordobesa, con un toque
árabe, lo que vuelve locos a los tíos, no sé por qué.

Nunca he perdido una entrevista de trabajo. Me lo tomo como un casting. En cuanto
llego a las oficinas de Corazón Rosa y entro al despacho de la exigente directora, Gloria
Puerto, me mira como si estuviera viendo una aparición. Me hace unas cuantas preguntas.

─Ya la llamaremos.

Y me llaman, como reportera de ocio y sociedad. Escribiré breves reportajes de
actualidad cordobesa, tendencias más chic de ocio y de moda, estilos de vida y vida nocturna; del amor, de los hombres, sobre los sentimientos y emociones femeninas.

Mi compañero fotógrafo es Javier Lazo, un tanto torpe y pesimista. Mis alegres
colaboraciones se titulan “Las cosas de Carla”: artículos breves, vitales, positivos, optimistas y divertidos, que pretenden entretener y alegrar el día a los lectores, con un toque distinto y un estilo suelto y espontáneo. Ver que se cumple tu sueño, paseando por el bello centro de Córdoba. ¿Habrá algo más bonito en esta vida?