SOS clase media


Pedro Sánchez, en Córdoba. /Foto: JC

¡Que nos matan , que nos quieren aniquilar!, es  el grito desgarrado de la clase media en Europa y EEUU.
Este nuevo orden mundial que viene de China se puede  llevar por delante la mayor etapa de libertad individual  y bienestar social de la historia de la Humanidad.

Los efectos de la influencia política y económica del gobierno comunista chino ( colmado de capitalistas amíguetes del estado ) están dinamitando también la cultura occidental: su modus vivendi y la escala de valores.

Quienes pensaban que la mejora económica más allá de la Gran Muralla traería demandas de libertad política e individual, y con ello el conflicto político y social, no cayeron en la cuenta que mientras durase el régimen que ahogó la libertad de su pueblo con los tanques de Tiananmen la economía occidental perecería por el dumping amarillo, que cada día aniquila miles de puestos de trabajo en entornos garantistas de derechos laborales y de libertades públicas. 

Pero, además , el comunismo chino no sólo nos ha traído el Covid-19 , atacando con especial dureza a la generación que fraguó  el bienestar, sino que para debilitarnos  fomentan y propagan otros virus políticos aprovechando cualquier fallo de las sociedades libres,  irradiando  insurrección y conflictividad.

Mientras se tapan y callan los atropellos a los derechos humanos en países asiáticos o en las dictaduras islamistas.

Los ataques  que están sufriendo referentes históricos de nuestra civilización forman parte de esa nueva guerra contra occidente. Que nadie se lleve a engaño, vienen a aniquilar la LIBERTAD.

En España cuentan con buenos activistas en forma de los iglesias, echeniques, rufianes o bildus, armados de odio y maldad, cargados de intolerancia.

Así, destrozan el pacto social sobre el que se sustentó la gobernabilidad de las democracias occidentales.

El nuevo imperio global que viene del este  se asienta en el materialismo dialéctico y la anulación de la libertad individual.

Todo lo contrario del respeto a los valores del humanismo cristiano, trascendental en Europa en los últimos 120 años.

El modelo social de una clase media extensiva, instaurado  en EEUU y Europa  a partir de la Segunda Guerra Mundial, se basó en el idealismo pragmático socialdemócrata y también  la eficiencia y pragmatismo de los conservadores. 

Para salvar nuestro modus vivendi la solución no es fácil.  Si parece claro que, salvo la excepción alemana,los partidos tradicionales europeos  son ineficientes para esta gran obra.

Aquí un PSOE, destrozado y liderado por un amoral que cegado de ambición se ha echado  en brazos del comunismo podemita , amenaza ahora con estrujar aún más a las clases medias con mayores cargas fiscales para financiar sus desvaríos pesebristas.

La sociedad civil, defensora de nuestro legado histórico, cultural y religioso  necesita rearmarse de estrategia y acción social y política para forjar y promover la alternativa que frene la caída.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here