SOS, Córdoba se apaga


Que la dirección política de una ciudad en una sociedad tan compleja como la actual sea difícil lo entiende cualquiera. Pero que  haya contumacia en el  despropósito y ninguna voluntad real de arreglo es lo que provoca la reacción de repulsa de quienes sufren en sus carnes tamaño desvarío de los actuales gobernantes.

Luego se les llena la boca de igualdad y de defensa de los servicios públicos: Mentira.

Hasta pretendieron tapar sus debilidades y carencias  con la medida estrella  de bajar el sueldo de alcaldesa, concejales y directivos públicos: Error.

Un sabio funcionario municipal me aviso hace tiempo que en esta última decisión radican parte de los males del actual gobierno local de PSOE-IU. Si no primas el talento y la responsabilidad ni puedes exigir ni tienes a quien.

Por eso, si unimos debilidad en las jefaturas de la Capitulares con sectarismo en la toma de las pocas  decisiones que se adoptan el resultado es calamitoso. Veamos ejemplos de esta última semana que ha culminado con el inicio de la movilización de comerciantes y vecinos del Centro contra la desatención del gobierno municipal.

El mismo día que las organizaciones sociales  más representativas y el Ayuntamiento auspician una especie de lobby por la industria logística, como estrategia de desarrollo económico para Córdoba, el actual director de Puertos de la Junta de Andalucía, Rafael Merino, denunciaba que una gran empresa no puede comprar una parcela de 20.000 m2 para instalarse  en el área logística de El Higueron  por la negativa municipal a venderle el terreno.

Pero eso ocurría dos días más tarde de conocer  que un gigante de la distribución como Amazon descartaba  Córdoba para montar un centro logístico, marchándose a Sevilla. Todo después de meses de intentarlo aquí. Aunque dice la alcaldesa que la multinacional le dijo hace dos años que no contemplaba inversiones en el sur de España. ¡ Quenivel Maribel ¡  

Pero seguimos. El miércoles los colegios profesionales volvían a denunciar los retrasos y fallos  en la GMU y la inutilidad de sus recientes reuniones con la cúpula municipal. Coincidía con la denuncia del viceportavoz del PP, Salvador Fuentes,  de que el Presidente de Urbanismo había concedido otra licencia de obra exprés, sin pasar por su Consejo, para una  gran superficie comercial en la carretera de Palma incumpliendo el planeamiento vigente y saltándose a la torera la necesidad de licencia autonómica que a todas luces está caducada desde hace tiempo.

Embudo para unos, manga ancha para otros. No es esta la  seguridad jurídica que vienen clamando los empresarios y profesionales.

Y el remate semanal lo abría el grito de desesperación de una joven comerciante del centro, Beatriz Baldasano, denunciando que la calle “Cruz Conde” se apaga, que al cierre paulatino de negocios se une el pésimo estado de la iluminación de la zona, y que ante esta situación desde el Ayuntamiento no se hace nada. Esto ha encendido la mecha de una movilización vecinal, que bajo el lema “Nuestro Centro se Apaga “, pretende evitar que el corazón de la ciudad se convierta en la “boca del lobo” a donde la conduce la desidia municipal.

La pregunta es si los vecinos o comerciantes del centro, por no votar a la izquierda, son objeto de represalias en forma de abandono  por  un  gobierno cada vez más sectario. Seguramente, los vecinos de otras zonas dirán que no, que la desidia es generalizada.

La respuesta para salvar esta deriva sólo la tienen todos los cordobeses cambiando de tripulación, normas y formas el próximo mes de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here