La confianza empresarial en caída libre


La publicación del Indicador de Confianza Empresarial (ICEA), que trimestralmente publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), destaca la bajada en casi 3 puntos de la confianza empresarial en Andalucía  frente al 1,7 de media a nivel estatal. Tras cuarenta años el Régimen no da para más.

Lo peor   es que algunos Ayuntamientos, como el nuestro, lamentablemente ayudan en el efecto devastador sobre la economía andaluza.

En las últimas semanas hemos venido asistiendo a un grito desesperado de los dirigentes empresariales cordobeses contra la gestión del Ayuntamiento en materia de licencias para el desarrollo de actividades empresariales: CECO y CONSTRUCOR denuncian los retrasos  de hasta 14 meses en expedientes de autorizaciones y licencias  urbanísticas,también la dilación sine die de la prometida ordenanza para el desarrollo económico y COMERCIO CÓRDOBA los cambios de criterio del gobierno local respecto a la implantación de grandes superficies,..

Estas críticas abundan en la sensación de la ciudadanía cordobesa sobre la posible arbitrariedad de la gestión municipal en materia de autorizaciones y licencias. Los hechos hablan por sí solos.

Las demoras denunciadas por los constructores chocan con la celeridad que el mismo Ayuntamiento se regala  cuando se trata de tramitar un expediente como el de la autorización del Tanatorio a la empresa municipal CECOSAM, para fastidio de los trabajadores  de Tanatorios de Córdoba que ven peligrar cada día más sus puesto de trabajo, salvo que los Tribunales de Justicia  y la dirección jurídica del profesor Rebollo lo impida.

También sorprende la doble vara de medir del actual cogobierno que preside Isabel Ambrosio en autorizar superficies comerciales. Si al proyecto de Rabanales Plaza todo fueron palos en la rueda al anunciado en  la carretera de Palma del Rio, por el contrario, le ponen  alfombra roja saltándose incluso los órganos de participación municipal en materia de Comercio.

Pero ciñéndonos a nuestra ciudad, la situación de duda y confusión sobre las reglas de juego, en una materia tan importante  para el desarrollo económico de un territorio,es tremendamente dañino y  termina afectando a la inversión y al empleo: La inseguridad jurídica es el principal enemigo de la inversión productiva.

Una ciudad donde empieza a extenderse que su burocracia tarda según para quien es un territorio más para  especuladores que para productores.

Lamentablemente, esto no tiene pinta de cambiar con el actual cogobierno. Es más, la deriva  se ve favorecida por las guerras intestinas entre los socios gubernamentales.

La descripción que ha realizado el Presidente de CECO del baile de propuestas de “ordenanzas” para mejorar la gestión de licencias, por supuesto  con criterios dispares  entre PSOE e IU, abona la tesis de que con estos actores la cosa no tiene arreglo.

En unos días contaremos con los resultados del  Indicador Económico de Córdoba (IEC) que realiza anualmente La Voz de Córdoba  con la colaboración de CECO y que contará, en esta segunda edición, con el patrocinio de Caja Rural, Prosegur y Tressis

Estaremos expectantes a la voz de los empresarios cordobeses, a ver si alguien toma nota para corregir el rumbo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here