Argumentario para Willy Toledo


Estimado Willy:

Se ve que no has estado muy fino últimamente. Se ve también que no ha brillado lo suficientemente la sutileza en ti. Hasta para la mofa hay que estar inspirado y si estas en la amusia, tal vez sea cuestión de acudir a algún maestro en estas lides de la “chanza cristiana”. Te propongo un tipo como el literato francés Léon Bloy del que el filósofo francés Jacques Maritain llegó a decir que le espantaban la mediocridad de un gran número de sacerdotes y la infidelidad de los católicos mundanos. Échale un vistazo a sus Diarios (ed. Acantilado) y encontrarás material bueno para un bombardeo típicamente anticlerical – como muestra un botón:“crápula sacerdotal y fulgurante imbécil que no tiene siquiera el inmundo coraje de la apostasía”-.

Encontraras obuses “tipo” como el que sigue: “He releído el admirable sermón de Bossuet sobre los ricos que ‘mueren de muerte natural’ […] Esta lectura  me aleja impetuosamente del cura de […] y de la multitud sacrílega de los criados eclesiásticos, limpiavasos genuflexos de la burguesía, que forman hoy, monstruosamente, la mayor parte del sacerdocio de Jesucristo” (26 de marzo de 1901).

Estimado Willy, en tus apariciones televisivas, olvídate del Jefe del Clan y de su Madre y céntrate en sus “ministrillos”. Dispararás, y no con fogueo, si espetas enlos Medios argumentos como el que sigue: “Privado de la misa por una causa desconocida, ruego al superior que me dé la comunión. Respuesta que me llega a través del sacristán: ‘No tiene tiempo’. Todos son iguales. Estos sacerdotes se erigen en jueces de sus propios deberes para eximirse de la obligación que les molesta, aunque tengan que perecer las almas. ¿Qué ganas con quejarte? ¿Hay un solo ejemplo de un sacerdote que se haya equivocado?” (30 de abril de 1901).

Harás “pupa” a los mismos “ministrillos” incluso si aprendes a refinar un poco más tu argumentario, con silogismos como el que sigue: “Misa de acción de gracias. Alocución melancólica del superior, previendo que, dentro de un breve plazo, los muchachos o muchachas que hacen la primera comunión lo habrán abandonado todo. Sin duda, ¿pero a quién hay que imputar la falta? Rigurosamente hablando, los fieles valen lo que valen los pastores. ‘El clero santo hace al pueblo virtuoso’, ha dicho un gran filósofo [Blanc de Saint-Bonnet], ‘el clero virtuoso hace al pueblo honrado; el clero honrado hace al pueblo impío’. Yo he citado a menudo este admirable resumen de la historia contemporánea. ¿Pero dónde está el cura, incluso prior, capaz de comprenderlo?” (9 de mayo de 1902).

Estimado Willy, en tus apariciones, ponte digno y con tono profundo – así tipo Pablo Iglesias Turrión – proclama a los cuatro vientos: “Un viejo sacerdote, hablándome de la mediocridad espantosa del clero moderno: ‘Hay que curar al médico’, me dice” (24 de septiembre de 1905).

Y si ya finalmente quieres desconcertar completamente al enemigo pon un poco de “teología parda” en tu argumentario: “Envío de La salvación por los judíos a mi curita: Este libro de oración y de dolor para el escándalo y la confusión de sus seminaristas idiotas y malhechores, que ambicionan el sacerdocio que les conferirá el favor de poder crucificar a Jesús cada día” (12 de septiembre de 1906).

Estimado Willy: Tal vez estés más cerca de Bloy de lo que pudieras pensar en principio. Por lo demás, solo recordarte algo de lo que el mismo Bloy respondía por carta a un joven sacerdote: “Hay dos causas en este ostracismo de mis escritos en el mundo católico: la falta de inteligencia muy acusada de los cristianos modernos y su profunda aversión a lo Bello. Esta última causa tiene algo de satánico. Entre una página escrita con esplendor y otra página que expresa las misma ideas con vulgaridad, la elección jamás es dudosa; van, instintivamente, a la vulgaridad”. ¡Estimado Willy, busca lo Bello y huye de la vulgaridad!

1 Comentario

  1. Se pueden aceptar algunas recomendaciones porque son válidas para muchas opciones, pero no pega la cita a Pablo Iglesias porque es vulgar y tendenciosa, y eso lo pierde. Saludos “ministrillo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here