¿Hay algo que criticar?

180

Es cierto que la actual situación que atraviesa prácticamente el mundo entero no se le puede achacar a nadie en concreto, y mucho menos a nuestro gobierno. No, no ha tenido la culpa de que este maldito bichito, coronavirus covid-19, haya entrado como Pedro por su casa y se haya apoderado de la vida y salud de miles de personas.

Este mantra está siendo repetido hasta la saciedad: cualquier gobierno que hubiese habido lo habría hecho igual, estamos haciendo todo lo posible. Así, cuando salen políticos de este gobierno intentando justificar la situación y decirnos lo bien que lo están haciendo, no hay más remedio que decir basta y  dejar de ser buenos y comprensivos, ofreciéndoles nuestro apoyo, como solicitan y criticar lo que esta sociedad ya no puede permitir. ¡¡¡Pero es tanto lo que hay para criticar…!!!

Ante la foto de Fernando Simón que sale en redes sociales y que es defendida a capa y espada por multitud de gente alegando su maravilloso curriculum (que lo es), yo solo comento que, como epidemiólogo, como médico, como ser humano, este señor, no tiene parangón. Pero que como gestor de la crisis sanitaria que España está pasando por el covid-19, su labor no puede ser más nefasta. La hemeroteca recuerda cómo llegó a afirmar que en España no se daría el coronavirus y que si había alguno sería de manera aislada y facilísimamente controlable. Y ya lo estamos viendo, superamos la cifra de los 25.000 fallecidos y otra cantidad inasumible de enfermos entre los cuales aún continúan muchos en estado crítico.

¿Y la situación de las residencias de mayores con más de 17.000 fallecidos? Ancianos que han muerto por falta de medios. De todos los medios. De detección del virus, de respiradores, de mascarillas, del tratamiento oportuno para poder salvarlos o para ofrecerles al menos, una muerte digna.

¿Qué ha pasado, por qué es España uno de los países del mundo donde más casos de infección y mortandad se están dando, no tiene nada que ver la gestión del gobierno?

¿Dónde están los test? Cientos, miles, millones de test se han comprado, según dice el gobierno. Pero a quién. Ya van saliendo en las noticias las empresas fantasmas a las que “por error” se les había encargado.

 Millones de euros, que ahora es lo de menos, perdidos por una gestión tan denigrante que ni siquiera se conoce la sede social de la mayoría de las empresas a las que se les pidieron. Y la gente contagiándose y muriendo.

Y mientras, los laboratorios de investigación y las empresas españolas preparadas, ofreciéndose para fabricarlos y realizarlos. Pero claro, según el gobierno (ministro José Luis Ábalos), para qué vamos a hacernos los test que hoy te dicen que no tienes el virus y puede que mañana lo contraigas. Es el mismo razonamiento que hacían mis hijos siendo niños cuando les obligaba a diario a hacer la cama: ¡¡mamá para qué si luego nos vamos a volver a acostar y se deshará de nuevo!!

Y para seguir dando un repasito a la gestión del gobierno en la crisis que estamos atravesando y prometo que no quiero hacer leña del árbol caído, me llega a través de un alumno de hace algunos años, una situación dantesca. Esta situación le ha pillado trabajando en Perú y hablando a través de Messenger me comenta que la repatriación que a bombo y platillo están comunicando de todos los españoles es totalmente falsa. Para conseguir volver a España tuvo que apuntarse en una lista con la simple promesa de que sería llamado por teléfono para indicarle lugar, día y hora de recogida. Con una simple llamada cubrieron el expediente y al no coger el móvil de manera inmediata porque estaba gestionando papeles, perdió la oportunidad de poder volver a su país.

La situación en la que se encuentra es totalmente caótica. Vive en Perú, estaba en Colombia realizando un curso de formación. Todas sus pertenencias en el primer país. Cuando surge el confinamiento no lo dejan salir de Colombia, por lo que todo lo suyo quedó allá. Y en Perú ya no tiene ni sus bienes ni dinero, ni posibilidad de vuelta. 

Esto que cuento es uno entre los cientos de casos de españoles que hay en todo el mundo. 

Hoy, sin ir más lejos, he escuchado la declaración de españoles en Estados Unidos, donde al acabarse su periodo de residencia pierden también el derecho a la Sanidad que tenían concertada, con lo cual la situación no puede ser más caótica. ¿Qué ocurrirá con ellos en caso de que alguno contraiga el coronavirus? Ya sabemos lo que ocurre sin sanidad en América.

¿Y la desescalada? ¿Hablamos de lo que está suponiendo para España las decisiones de hoy sí, pero mañana otra cosa? 

No, creo que por hoy he tenido bastante, lo dejaré para otro día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here