Domingo de Resurrección


Muy queridos hermanos en la fe:

Si. Ha resucitado!!!!!! La noticia más extendida de la historia, la que ha cambiado el rumbo de la humanidad, la que alegra esta noche y este día, la más alegre. CRISTO, de nuevo cumple sus promesas y ha vuelto a la vida!!!!! Como demostramos esto en el S.XXI? Dos pruebas evidentes: el sepulcro está vacío, y todos los testigos que lo vieron resucitado, comieron con El y tocaron sus llagas, que fueron miles.

Muchas veces pienso, un ateo podrá pensar que el cuerpo de Cristo lo robaron de noche sus discípulos y extendieron una mentira. Para eso está el evangelio; los sumos sacerdotes mandaron sellar la piedra redonda, que pesaba toneladas, con mortero. Y pusieron una guardia Romana de soldados para custodiar la entrada hasta el domingo. De verdad alguien se cree que lo robaron por la cara, con esas medidas de seguridad?

Cuando echaron mano, ya no estaba. Las mujeres yendo muy de mañana a ungir el cuerpo que se quedó a medio embalsamar, llevaban su preocupación; quien nos moverá la piedra de la entrada? Ya no hacía falta, estaba corrida y el sepulcro vacío. Así sigue hoy; vacío!!!! Y yo le visto. Y he palpado la piedra de donde estuvo muerto, he celebrado Misa allí, una de las más emocionantes de mi vida; volver a poner a Cristo Vivo en aquella tumba donde resucitó!!!

Anúnciemoslo en casa, a tus niños, a tus amigos, a los que conoces de siempre y a los que acabas de conocer, porque hay muchas formas de evangelizar. Madre Teresa decía: “La Paz empieza por una sonrisa”. Hemos de estar contentos, porque la Fe que nos enseñaron y se ha transmitido en 21 siglos, no es mentira, no es fruto de unas alucinaciones, no son unos ritos establecidos con normas, es una Persona, a la que amamos sin ver, servimos sin miedo y adoramos sin sentir tantas veces. Es el Corazón que ha vuelto a latir en el pecho del Hijo de María y del Padre Eterno. Estaba parado desde el viernes y ha vuelto a bombear para nuestra Salud, sobre todo espiritual.

Entonces, el alma de Cristo mientras su cuerpo yacía exánime, donde estaba? Nos dice el credo Apostólico , que encontramos en la biblia dice:” y bajó a los infiernos”. Como es eso? Porque El no va al infierno del castigo, sino que bajó donde se encontraban todos los justos que han creído y servido a Dios desde el principio de la humanidad. Ellos esperaban al Redentor que les sacara de su letargo; Adan, Eva, Abraham, Moises y un innumerable elenco de servidores De Dios. Para llevárselos con El al Cielo. Y es que Dios no olvida a quien le sirve y le hace un buen hospedaje, como diría Santa Teresa de Jesús.

Por esta Resurrección cobra sentido toda nuestra Fe. Por que “si CRISTO no ha resucitado, vana es nuestra Fe”. Cuando estes en casa, confinado, ama a los que tienes cerca y reza por los de lejos, porque vive el Señor, cuando podamos salir a la calle, a los sagrarios a darle gracias personalmente y cara a Cara. Cuando salgamos de esta, pensemos a quien podemos servir que lo necesite, porque en ello se demuestra la fe también. Sonríe que hay mucha gente que no puede hacerlo por miles motivos. Trata bien a todos, para que a través de tus ojos, vea a Dios quien te tiene enfrente.

Tras la solemnísima Vigilia Pascual, estamos eufóricos, ya tiene sentido nuestra vida, nuestra muerte, nuestras cruces, nuestros quehaceres diarios. Cuando mires tus manos, piensa que tus huellas dactilares las tienes solo tú, por que? Porque para Dios que te creó, eres un ser único, inigualable y amado hasta el extremo. Pregúntale que quiere de tí y, por supuesto, dile que si. No solo fueron apóstoles los 12, sino que cada uno estamos llamados a hacerlo; y la noticia no es otra, que Cristo ha muerto y ha resucitado!!!!!!

Cuando Pedro y Juan fueron corriendo al sepulcro, alertados por María Magdalena de lo que había visto. Dice el evangelio que “ entraron, vieron y creyeron”. Cristo había dejado los sudarios. Entre ellos, la sábana de lino con la que cubrieron su cuerpo y que quedó impresa con la imagen del Señor, conservada en Turín y llamada por san Juan Pablo II, “la mayor reliquia de la Pasión del Señor”. Esta misma tarde ha sido expuesta, cosa que se hace rarísimas veces, para pedir por el fin de la pandemia.

En fin, amigos, hermanos, compañeros, familia, espero no haberos cansado estos días con tanta homilia. Y, si de algo os pudiera haber ayudado, Bendito sea el Señor, por el que cada uno desde su puesto, puede anunciar y gritar a los cuatro vientos que el Señor está vivo, que ya no muere más y que acaba asistiendo al funeral de todos aquellos que lo quieren enterrar. Estamos de su lado, estamos en el bando vencedor. Animo!!!!! Aleluya. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here