Sábado Santo


Queridos todos:

Sábado Santo. Las Iglesias tienen los altares desnudos y los sagrarios vacíos. CRISTO está muerto y la Iglesia de luto. Hoy no se celebra la Santa Misa, ni otros sacramentos, salvo la Unción de enfermos.

Quería hoy centrar esta breve homilia en la Virgen. La “Llena de Gracia”, la “Bendita entre las mujeres”, como la llamo el Arcangel Gabriel, está sola. Pobrecita. Habrá dormido esta noche? Seguramente que no. Le estarán pasando por la cabeza tantas imágenes de su Hijo sufriente, que no habrá descansado de la interminable Pasión de su “Niño, de su Dios. Tengámosla hoy muy presente. Porque ha pasado por el dolor, puede ahora consolar a los que pasan por el sufrimiento y la Cruz.

Enviémosla a los hospitales y casas donde hay enfermos de esta nueva “peste”. Cuantos ancianos están solos y aislados  en los hospitales, hogares y residencias, esperando sanar de algo, que se ha llevado la vida de demasiadas personas ya. Nuestros mayores, el tesoro de nuestras casas, están siendo dejados morir como animales, porque ya no producen; es mejor salvar a otros. O cuantos mayores están en su casa, solitos, asustados de que les toque a ellos. Han sufrido demasiado ya en sus vidas, Madre, protégelos y consuélalos. Cuantas familias enterrando a sus difuntos, poco más o menos que a escondidas, sin compañía de amigos y allegados, como tú Madre; solos.

Pon tu mano en todos esos que ya no tienen trabajo, que se angustian porque no llegan o no van a llegar a fin de mes. Por todos esos que han cerrado sus tiendas y negocios, esperando un milagro económico, tenlos en tu corazón de Madre. Cuantos pobres con techo y sin él. Este mundo se ha olvidado De Dios y, por lo tanto, de la persona humana.

Llega al corazón de todas esas adolescentes o mujeres que están embarazadas y se les repite por todas partes como un “mantra”, aborta, aborta, mátalo. Y ellas quieren a ese fruto de sus entrañas. Madre, fortalécelas.

Te damos tarea para que, al menos, esa espada que te traspasa el alma, te duela menos, mientras ayudas a los que ahora, son tus hijos también.

Cuanto necesita este mundo que tu Hijo Resucite ya!!!! Esperaremos al Domingo. Como tú.

La vigilia Pascual es la que llena de gozo a la cristiandad entera. Es la Eucaristía más Solemne del año, la mas hermosa en su contenido y la que da sentido a toda nuestra Fe. Es el alimento del que vivimos el resto del año.

La noche del jueves santo, ha dado magníficos frutos: jóvenes rezando on line en monumentos virtuales, altares levantados en muchos hogares por el confinamiento, padres lavando los pies a sus hijos, como CRISTO a los apóstoles. Quien crea que la Iglesia ha cerrado sus puertas, se equivoca, se ha multiplicado porque ahora en cada casa y familia hay un altar y una iglesia viva. Si el plan de Satanás era derrumbar la iglesia, he perdido de nuevo la batalla.

Termino diciendo que he disfrutado enormemente mis 14 años de cura, de la vigilia Pascual, como mis curas me enseñaron desde niño. Y lanzo una opinión a todos mis amigos y hermanos sacerdotes. Cuando la Iglesia la puso a las 00.00h es porque, a esa hora, comienza el Domingo de Resurrección. Me uno a D. Demetrio en su ánimo de devolver las misas del Gallo a esa misma hora, porque se están perdiendo. Seguro que todos tenemos nuestras razones para adelantarla, pero insisto, desde este “púlpito”, animo a cuidar la hora de la media noche, porque es muy especial, es una noche santa, para regalársela a Dios y a los hermanos. Seguramente todos nos hemos acostado más tarde de las 3.00 de la mañana otros días, celebrando cosas menos loables, que estar disfrutando por todo lo alto que CRISTO ha resucitado.

Así sea. Un gran abrazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here