Jugar a las seis


Equivocamos el concepto siempre que podemos porque esa es nuestra verdadera idiosincrasia, la de no hacer nada bien a conciencia

patrimonio
Saura./Foto: Jesús Caparrós
whatsapp image 2021 10 30 at 232542 4
Córdoba Patrimonio-Industrias Santa Coloma./Foto: BJ

En horario de Premier League, pero sin ser sábado y sin que tu partido lo vaya a ver la mitad de Asia. En esas condiciones va a disputar el Córdoba Patrimonio de la Humanidad su partido hoy, ante el Xota (que de camino hay que decir que es uno de los equipos con más solera de la Primera División del fútbol sala patrio).

Da igual que se juegue un partido de liga de la mejor (valga la redundancia) liga del mundo. Da igual que al encuentro haya mucha gente que no pueda acudir por cuestiones laborales y el equipo pierda empuje. Poco importa eso si tenemos presente que hay un evento de gimnasia rítmica y Córdoba es su capital mundial (entiéndase la ironía).

Poco importan los argumentos que se ofrezcan porque los usos múltiples están cubiertos por esa aureola, popular y asamblearia, en que los envolvió el comunismo, y ni los liberales se zafan de ella. Y, todo, aunque durante décadas se llorara porque Córdoba no tenía a clubes en la élite y, ahora que estás, el uso múltiple prima como una gotera (como la de Fátima) que ha calado en la conciencia colectiva y vecinal, que cualquiera sabe que hay tres equipos de asociaciones de vecinos en la primera del fútbol, del baloncesto y del voley playa, que se va a jugar, en uso múltiple con los perolistas  en El Arenal.

Equivocamos el concepto siempre que podemos porque esa es nuestra verdadera idiosincrasia, la de no hacer nada bien a conciencia, pero así es Córdoba, la capital del uso múltiple.