Salud, tres horas al día


Al fin y al cabo en este país todo el mundo sabe de medicina y de fútbol

Centro de salud./Foto: Ayuntamiento de Guadalcázar
Centro de salud./Foto: Ayuntamiento de Guadalcázar

Durante muchos meses, que te atendiera un médico mascarilla a mascarilla y metro y medio a metro y medio era una odisea, por no decir un imposible, en un centro de salud o, si lo prefieren, de Atención Primaria. 

img 20210712 wa0005
Centro de salud./Foto: Ayuntamiento de Guadalcázar

Con una llamada se resolvía desde un resfriado hasta una dermatitis (de esto último doy fe). Y, entre llamada y llamada, iban probando cremas y geles como el que elige un champú tras otro hasta encontrar en que le gusta, cada vez que va al supermercado. De hecho, al supermecado, pese a ser un lugar cerrado y víricamente peligroso, se ha podido ir hasta con aforos ciertamente discutibles por su cumplimiento, al ambulatorio no. Es más, para hacerte un análisis de sangre te nombraban -y sigue igual- y ya vas entrando como oveja al redil.

Luego estaba la aplicación de Salud Responde, que si tenías fiebre y síntomas compatibles con el coronavirus, te mandaban paracetamol y que te cuidaras y te vigilaras. Al fin y al cabo en este país todo el mundo sabe de medicina y de fútbol, como dijo el gran Luis Aragonés.

Todo ello prueba de un mal endémico en la Sanidad, no solo andaluza, que necesita de un trabajo a largo plazo, de luces largas y altura de miras. Eso que, en definitiva, nunca parece llegar y por más hospitales y centros de salud que se construyan, si no hay médicos, enfermeras y demás personal sanitario suficiente pasa como en Guadalcázar, que solo puedes ir al centro de salud tres horas al día durante el verano.

Guadalcázar se opone al recorte de horario del centro de salud en verano