La hora de la verdad


veladores Palma del Río tasa Lucena nivel verdad
Terrazas, en una imagen de archivo./Foto: LVC
Nochebuena en Córdoba, en una imagen de archivo./Foto: LVC

Si Walt Disney, por quien lleva el nombre este blog, hizo un daño atroz a muchas generaciones de niños (incluida la mía), otorgando cualidades humanas a los animales; los anuncios melancólicos de la Navidad (los de turrones, especialmente) no se quedaron cortos. Y así todos nos encaminamos medio llorando a las fiestas, porque el coronavirus nos las ha chafado, o casi.

Lo que más duele, seamos sinceros, no es no reunirse con toda la familia (eso a veces, con determinados miembros) para muchos es una bendición. Lo que daña son la ausencia de comidas con amigos, cenas de empresa  eso que se ha dado en denominar ‘tardebuena’ y que nos sirve para llegar a la cena familiar pitosos y sobrellevar mejor a esos familiares que no aguantamos demasiado. 

Con estos antecedentes y en la fase 2 de la ‘desescalada’, los bares darán cenas de dos horas y media (de 8 a 10:30 de la noche) y de 6 a 8 podrán servir cocacolas y cafelitos para que se nos pase el subidón del gin tonic. Una medida de última hora, que se antoja más un conejo sacado de la chistera para calmar a los hosteleros, que un criterio epidemiológico sensato. Pero como no soy médico, ni virólogo y aunque me llamen el Fernando Simón de mi casa, porque llevo nueve meses trabajando con los datos; no seré yo quien juzgue las medidas.

No juzgar para no ser juzgados. Ya lo dijo el Señor y, por eso mismo, le pido a la administración -a la que sea- que deje de juzgar a los ciudadanos y de cargarlos con una culpa que ellos podrían evitar imponiendo sus medidas, que para eso mandan. Y ampararse en las competencias ya no sirve, porque todos se han saltado casi todas.

A la hora de la verdad, hasta con el bicho se hace política y, como tal, la toma hasta algún ayuntamiento que se molesta porque suben los casos en su pueblo. De eso no tiene culpa el mensajero, porque los casos brotan en todas partes unos días más y otros menos, y sí mucha el que manda el mensaje.

La hora de la verdad ha llegado y puede que en dos semanas esa verdad sea cruda, dura y más insoportable que la de octubre y la de marzo. Ojalá y sea que no, pero todo apunta a…

Después de ver cómo se ha llenado el centro de Córdoba durante este fin de semana...¿cree que ampliar los horarios de comercios y posteriormente hostelería provocará que aumenten los contagios?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here