Si levantaras la cabeza


cementerio
Cementerio de San Miguel de Villanueva./Foto: LVC
cabeza
Flores./Foto: LVC

Si levantaras la cabeza no reconocerías el mundo en el que viviste. Tal vez, ni siquiera los rostros, pero sí la sonrisa, aunque se vaya apagando con el paso apresurado de los días. Pero, hasta en esa vorágine, descubrirías un nuevo fulgor, otras comisuras que se estiran para mostrar, como la tierra cuando recibe a la lluvia, esa alegría natural de los niños que fuimos.

Si levantaras la cabeza, verías que otra vez nos están robando las ganas y los cuatro trocitos de libertad con los que, como escolares en el patio de un colegio, nos dejaron jugar.

Si levantaras la cabeza, comprobarías que todo vuelve a tornarse gris. Las calles son plomizas, entre la impostura de un gobierno que nos conduce al desastre, con sus estados de alarma. Mientras desde las taifas (eso que llaman comunidades) cada cual busca su idea brillante y sus 15 minutos de gloria.

Si levantaras la cabeza, rápido sabrías que el mundo no ha cambiado tanto por más Internet que haya. Los problemas son los mismos y, como casi siempre, nadie se atreve a dar el paso frente que los solucione.

Si levantaras la cabeza, sabrías que España saldrá de esta como siempre, cuando todo se acabe. Y pagaremos el peaje más alto, para seguir siendo fieles a nuestra historia.

Si levantaras la cabeza, verías que llevo mucho tiempo sin ir a ponerte a flores, pero tú no las querías. Pero también que, cada noche, te pido lo mismo, por esa generación perdida que viene y que pagará todos y cada uno de nuestros errores.