No se puede presentar la Semana Santa a sillas vacías

36

Ocurrió el pasado jueves y, mientras se depuran -o no- responsabilidades, lo cierto es que en Fitur se presentaron numerosas semanas santas andaluzas, de capitales y municipios, más grandes y más pequeñas, más ostentosas y menos… Todas, menos la de Córdoba.

Y es que la de la capital quedó para una foto junto al cartel, que bien se podría haber hecho en Córdoba y, ya puestos, haberse insinuado que era en Madrid (algo no muy extraño cuando hubo quien escribió y perjuró que se había presentado la Semana Santa en Fitur). El ridículo, o parte del mismo, se lo hubiera ahorrado a quien se le olvidó incluir en el programa la presentación de la celebración más importante, a nivel asociativo de Córdoba. Que seguramente es el mismo -o la misma o los mismos-, que tampoco se acordaron de cuándo comenzaban los juegos municipales que de arrancar en octubre-noviembre ya lo harán en febrero, por más prisas que le hayan entrado al presidente del Imdeco en esta última semana de enero. Presteza que tampoco acostumbra al final del descanso de los partidos del fútbol sala y suele llegar con el segundo acto empezado.

Lo de Fitur y la Semana Santa fue algo parecido. Cuando quisieron presentarlo (cambiaron más de hora que en un vuelo transoceánico) era la hora de comer y no había nadie a quien presentarle la celebración. Y es que, por más que duela, lo que se le hizo a las cofradías cordobesas fue como mandarlas al ambulatorio sin cita previa, sin número ni hora, de forma que tocaba esperar a que el médico terminase con los números y ya luego pasaban las hermandades a la consulta.

Pero, quizá -solo quizá- quien debió sentarse en el diván fue la responsable del turismo de la ciudad y cuestionarse porqué trató así a uno de sus principales activos y atractivos. Seguro que fue sin iniquidad, pero lo que es más preocupante es que fuera la torpeza o el desconocimiento. Eso sí sería grave y para hacérselo mirar, como los representantes de las hermandades tuvieron que mirar las sillas vacías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here