Quiero a una alcaldesa así


En estos días en que los partidos políticos presentan a sus candidatos a las municipales hay alcaldes que repiten, otros que se van y una, como la de Villanueva de Córdoba, Dolores Sánchez, que debe ser todo un referente. De hecho, en su formación así lo han entendido e irá, además de como candidata a la Alcaldía de su pueblo, como número seis en las listas del PP al Congreso de los Diputados.

Va a hacer casi un año de aquello y aún recuerdo el impacto al entrar al pueblo por la carretera de Cardeña. La misma que me vio soñar con horizontes infinitos sobre mi Motoreta roja. El parque parecía lánguido, casi como una escena de las que tanto me gustaba leer cuando leía, cuando podía. Los alrededores de la biblioteca guardaban los juegos, las sonrisas que te regalaba la infancia. En aquel breve trayecto hacia el Ayuntamiento (de los pocos lugares en que no había estado antes) el tiempo pasó tan despacio que, pese a verlo todo prácticamente intacto, era muy diferente.

La localidad era Villanueva de Córdoba y su alcaldesa nos esperaba para una entrevista. En aquellos meses hubo muchas, pero ninguna como aquélla, al menos para mí. Y es que pocas veces escucha uno a alguien hablar con calma, pausa y sin las fórmulas tan ‘políticas’ que se acostumbran en cada rueda de prensa, en cada canutazo y en casi todo.

Habitualmente la pasión se confunde con vehemencia, pero la realidad que se tiene cada mañana cuando uno se levanta con la determinación exacta de hacer tu trabajo. Y, personalmente, trabajar por tu ciudad, por tu barrio o por tu calle es apasionante, cuando te lo tomas en serio, como una vocación. Esa es la clave y lo que hace falta para todo en la vida.

Dolores Sánchez./Foto: LVC

“Me gusta, porque es la más cercana. Tienes mucho contacto con los ciudadanos, te transmiten sus problemas. Muchas veces, en esta mesa (por la de su despacho) te conviertes en un confesor. La gente llora por la situación que está pasando. Algunas veces vienen en situaciones muy extremas. Ése paso que di en 2003 fue muy importante y no me arrepiento. Intentando ayudar y mejorar la calidad de vida de los vecinos de mi pueblo”. Esas fueron algunas de las afirmaciones que Dolores Sánchez realizó aquella mañana de mayo. Y en cada una se palpaba esa lucha real del pequeño que lucha contra el gigante, pero que no se va a rendir. Como no lo ha hecho con el centro de salud ni con la parada del tren en Los Pedroches.

Yo quiero a una alcaldesa así para el pueblo en el que vivo, que es más grande, pero un pueblo, al fin y al cabo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here