¿Venta fallida? De Víctor Aldama a Jesús León


León
Jesús León López./Foto: LaLiga

Ya por el invierno de 2011 asistimos a una venta de acciones en el Córdoba CF que se quedó varada para siempre, en el muelle de las ventas fallidas, por un pequeño detalle: incumplir el entonces comprador Víctor Aldama con el pago pactado para tomar el control de la SAD.

Sin querer ser agoreros la compra de León a González empieza a oler a chamusquina. Nadie entiende que, con la gravísima situación deportiva del equipo, la supuesta venta no haya tenido el efecto inmediato de que el montoreño y su socio Oliver cogiesen las riendas del CCF para remediar la deriva de la nave cordobesista, tras el fiasco de González y cía.

¿Por qué esperar hasta finales de enero, cuando desde el mismo día de la venta se podría haber convocado Consejo Administración extraordinario y urgente para dar poderes a Jesús León? La excusa del tanteo de Prasa duró una llamada a la sede de Gran Capitán.

Patéticas las fotos de León con González junior en la Junta de accionistas de finales de diciembre donde los accionistas minoritarios fueron excluidos, teniendo que volver a tirar de notario ante el enésimo desprecio societario.
Si a esto se une que en el seno de la estructura de gestión del club no sólo no se atisba el desembarco de los nuevos sino que por el contrario se les toma a chufla , comentarios de cena de navidad incluida, el mosqueo de venta interruptus empieza a cundir entre el respetable.

Y mientras se nos pasará la opción de refuerzo del mercado invernal, e incluso, no es descartable que algún efectivo de la actual plantilla tome el AVE sin billete de vuelta o ponga sus piernas a cubierto pensando en un futuro lejos de aquí.

Las riendas de la gestión de un club de fútbol no se toman a plazos. Y González, que no se fía ni un pelo del ex consejero Biri y su socio ex bético, no cederá el bastón de mando hasta que se asegure el cobro de lo pactado. Con lo que sabe él de incumplimientos de contratos. Lo dicho: Cuestión de pequeños detalles.