Córdoba, capital de la Juventud Cofrade Española

19

Atrás quedan ya las innumerables horas de autobús camino a Palencia, el frio norteño que cala hasta en los huesos, la amabilidad palentina que calienta los corazones y la convivencia entre jóvenes de todos los rincones de España por un mismo sentir, la llama viva de Cristo.
Atrás queda también la ilusión de 34 jóvenes que viajaron en pos de un sueño y de aquellos que desde Córdoba siguieron con ahínco el pasado fin de semana. Parte del corazón de todos los jóvenes cofrades cordobeses -jóvenes también de espíritu- iba en ese autobús. Y no es para menos pues el pasado domingo, Córdoba era designada sede del Congreso Nacional de Jóvenes Cofrades para 2017. Un proyecto trabajado y sufrido que no le resta mérito ser la única ciudad candidata, puesto que el proyecto era tal, que estoy seguro -modestia aparte- que podrían haber venido cinco candidaturas más e igualmente haber ganado.
Las claves de la victoria podrían ser cuatro, todas igual de importantes: la primera, ser una gran ciudad monumental con los encantos que ello conlleva y las buenas comunicaciones tanto en tren como por carretera. La segunda nuestra Semana Santa, una de las punteras en el plano nacional, aunque nos machaquemos nosotros mismos -nadie es perfecto y siempre hay que mejorar- así como el núcleo de nuestra Diócesis, la Santa Iglesia Catedral. La tercera clave, la incipiente juventud que esta emanando por cada uno de los rincones de las cofradías, con ganas de aprender e innovar. Y la cuarta y última, el despliegue de medios realizado tanto en las redes sociales, que con sus conexiones en directo han hecho participes de este proyecto a todos los que estaban en sus casas y también el vídeo promocional con un mensaje claro, conciso, cristiano y corto, porque “si lo bueno es breve es dos veces bueno”.
La primera etapa de montaña ya está coronada, pero es la primera de muchas, ahora habrá que ver si Córdoba y sus instituciones están a la altura de un acto de tal magnitud y repercusión nacional o si por el contrario tiraremos una vez más las piedras sobre nuestro tejado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here