Todo por la Patria

33

No creo que nadie ponga en duda la labor que realiza la centenaria Guardia Civil en nuestro país, bueno casi nadie visto lo visto. La madrugada del pasado sábado en Alsasua -Navarra-, dos guardias civiles y sus respectivas parejas fueron linchados a la salida de un bar estando fuera de servicio y disfrutando de la noche por el mero hecho de ser guardias civiles y ser “las novias de”.

Es curioso que a día de hoy ningún colectivo feminista haya declarado su rechazo total y absoluto ante este suceso porque unas 30-50 personas agredan a dos mujeres por ser parejas de alguien. Pensarán que los agresores eran personas de paz. Pero sigamos con las curiosidades, la ex alcaldesa de esta bonita localidad navarra regentada por Bildu en la anterior legislatura municipal, seguramente con sus ocho apellidos vascos, cuando la Guardia Civil se disponía a retirar una pancarta en contra de esta institución dijo lo siguiente “me cago en vuestra puta calavera” Se trata de un dicho que, según el saber popular, conlleva el deseo de la muerte de los agraviados.

Más curiosidades, en marzo de este año, resulta que unos autobuses con ex presos de ETA que iban camino de una comida, se quedaron atrapados en la nieve cerca de esta localidad ¿adivinan ustedes quién les salvó la vida? Efectivamente la Benemérita, ángeles de la guarda en la carretera, que no entienden de colores sino de vidas de personas y se jugaron la suya -entre ellos uno de los agredidos- por salvar a quienes buscan su muerte, un ejemplo de honor y servicio a las personas y que no todos seriamos capaces de ello.

Hoy me acuerdo de las 230 vidas honorables que entrego la Guardia Civil, el colectivo más golpeado por ETA. 230 sacrificios por la paz, realizados por verdaderos hombres de paz, que les ha llevado a ser una de las instituciones más valoradas por los españoles. Mientras, los que se hacen llamar hombre de paz o así lo llaman algunos dirigentes políticos nacionales -hablemos del señor Otegui- retuitean en Twitter un mensaje en Euskera diciendo “fuera de aquí”, a la guardia civil que fue a cubrir la agresión.

Es curioso ante todo; la época en la que vivimos, donde algunos les dicen a las víctimas del terrorismo que olviden y a los nietos de las víctimas del franquismo que recuerden. Ante todo este cúmulo de curiosidades que duelen y dañan el corazón de todos los españoles y en especial el de la gran familia de la Guardia Civil que por sus venas corre sangre noble y fiera; estoy seguro que seguiremos diciendo con la frente bien alta que daremos todo por la patria con el lema de paz y honor, como ya dijera el gran Ahumada. ¡Viva la Guardia Civil!

1 Comentario

  1. Juanjo, magnifico articulo. Hay que ver lo bien que escribe este chico con lo joven que es. Con este elenco de articulistas, le auguro un buen futuro a este periodico digital. Yo, concretamente, ya estoy enganchado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here