Córdoba: objetivo Gibraltar

15

Hace escasos días se cumplieron diez años de la apertura de una nueva llaga en la herida que representa Gibraltar para España. Por desgracia esta llaga, también llamada “foro tripartito”, tuvo lugar en Córdoba y para más inri en el Palacio de Viana. Sería interesante saber cómo hubiera reaccionado el Marqués de Viana ante este hecho ochenta años atrás y más, si se lo hubiera contado a su gran amigo, el Rey Alfonso XIII. Seguramente no hubiera tenido lugar el hecho.

En el día de autos, nuestro gran amigo el señor Moratinos, en pro del talante tan de moda hace una década, equiparó a la colonia británica en el mismo estatus que Reino Unido y España, imagínense la desfachatez de Derecho Internacional que significa sentar en una mesa donde hay dos Estados, a una colonia con voz y voto; para que se hagan una idea, en Derecho Internacional Público solo intervienen los Estados soberanos y si quieren apreciar el símil futbolístico, es como si el filial del Real Madrid jugase de nuevo la final de Copa del Rey contra el Real Madrid y el Barcelona, lo dicho una desfachatez tan grande como confundir un Montilla Moriles con un Rioja.

El tan conocido Tratado de Utrecht, en su artículo décimo establece la cesión vitalicia del Peñón como lugar estratégico y con las comunicaciones terrestres y marítimas cerradas con el país circunvecino –España-. Obviamente la comunicación aérea se entendería también prohibida. Naturalmente, el tratado se cumple a la perfección, las aguas españolas en ningún momento se encuentran en peligro, no se construyó ningún aeropuerto en territorio español con vuelos Gibraltar-Madrid, las fronteras se encuentran cerradas y ya ni hablemos de la selección de fútbol de la colonia… lo dicho Reino Unido cumple a la perfección el tratado, ¿cuándo ha faltado a su palabra un lord británico? Nótese la ironía del asunto.

Pues parece que Córdoba es una ciudad refugio para esta colonia, porque permitió hace diez años este foro y este fin de semana, gracias a la cadena Ser, dejará que Fabián Picardo, Ministro principal de Gibraltar -el dueño del cortijo-, tenga voz en una ponencia en el “Congreso de la Sabiduría y del Conocimiento”, que no pongo en duda que lo tenga. Si las autoridades territoriales tienen un mínimo de razón, sabrán que el ponente tiene menos autoridad que el alcalde de Illán de Vacas -Toledo-. Una vez más uno de nuestros defensas será el que centrará sobre nuestra propia área, para que Gibraltar remate solo, por la escuadra y el marcador se ponga 0-2 ¿remontada? Lo dudo. Así seguirá está herida abierta, la vergüenza histórica que representa la colonia para España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here