Ciudadanos


Cada día comprendo menos a los que mandan en ese partido, porque en vez de políticos responsables, parecen charlatanes de feria pasados de moda, a pesar de su edad. Algunos de sus planteamientos son tan descabellados -y poco consistentes- que harán que su organización termine diluida como un azucarillo por culpa de sus contradicciones y ofuscaciones sin límite. Su estudiada verborrea, está llena de inexplicables vaivenes más propios de un principiante que de un aspirante a gobernar. ¿Cómo pueden creer que, con un once por ciento de los votos, van a imponer su voluntad “por su cara bonita”? ¿Y como puede entrar en su cabeza que han de disponer en casa ajena? ¿Se imaginan que un accionista con solo el 11% de participación en una sociedad mercantil pida que se vayan los miembros del Consejo de Administración? Si se atreviera a ello, le faltaría espacio para correr. Su líder, Rivera, catalán por más señas, se cree ortodoxo, cojonudo y edificante, pero salió desnudo en su primera campaña en Cataluña. Estuvo afiliado al PP casi cuatro años y tal vez quiso correr demasiado. Afirma que la política española la podrían corregir solamente los nacidos en democracia. O sea, después del año 1978. Y, el “listo”, nació en 1979. Sus segundos, Villegas y Girauta, también catalanes, proceden del PSOE y tal vez quisieron, como su jefe, correr demasiado. Los tres, con sus votos, permiten gobernar a los podemitas en varios ayuntamientos y autonomías. Por todo ello creo que los simpatizantes del PSOE y del PP que le votaron en las últimas elecciones regresarán en las próximas a sus procedencias. ¡Sería una decisión muy acertada!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here