Romance del callejero


Romance del callejero

… O de lo que aconteció a los próceres munícipes doña Isabel y don Pedro a cuenta del nuevo y progresista nombre de las calles cordobesas, y las particularidades  lingüísticas de esta ciudad, “casa de Guerrera gente, y de sabiduría clara fuente”, como reza (con perdón) en su blasón

 

Se acercan las elecciones

y es cosa ya bien sabida

que este es tiempo de apariencias

y de promesas vacías.

De propinar al votante

un abrazo en cada esquina,

y de aparentar grandeza

de ideales y de miras.

De lanzar la caña al voto,

por si algún incauto pica.

Por eso nuestra alcaldesa

del Partido Socialista

ha escogido este momento

para avivar las cenizas

de historias ya superadas

y reabrir viejas heridas

para cubrir su mandato,

carente de toda chicha,

de una manta que tapara

su gestión tan anodina,

y cubriera su fracaso

de un lustre de progresía.

Por ello una comisión

-tanto o más advenediza

que aquella se inventó

para expropiar la Mezquita-

ha dicho que nuestras calles

son un recuerdo fascista

y hay que cambiarles los nombres

por los que la izquierda dicta.

Y para nada le importa

lo que el ciudadano diga,

ni que fuese buen alcalde,

monárquico y pacifista,

ni que aquel rejoneador,

por pura filantropía

regalara a los obreros

terrenos para casitas.

Ni que fuera un dramaturgo

profesor o periodista,

o un ministro de Cruz Roja

que realizó la avenida.

Y para los nombres nuevos

le ayudó Pedro García,

al que le gustan los charcos

más que un gol cordobesista:

 

-Pedro, a ver como cambiamos

los nombres de nuestras vías

para que los cordobeses

nos recuerden de por vida.

 

-Eso es fácil, Isabel,

que tener Córdoba limpia

quizás no sepa hacer bien,

pero trae acá la lista

verás cómo conseguimos

ahuyentar a los turistas.

Fíjate que yo a Cruz Conde

“Foro Romano” pondría.

 

-Pero Pedro, es que “Romano”

Tiene el premio de la rima.

Nada, nada. Así los guiris

al preguntar a un taxista:

¿Me lleva a Foro Romano?

con la mano agarrarían.

Pondremos cuatro mujeres,

pero todas izquierdistas.

un personaje de comic…

 

-¿del Tebeo de “toa” la vida?

 

-No, por favor, alcaldesa,

de gráfica narrativa

que es lo que se dice ahora

“pa” que suene progresista.

Sigamos… también un gremio,

pero sólo para chicas,

flamenco por Vallellano…

pero, -y aguanta la risa-,

el pelotazo será

a “La Letro” una avenida.

 

-Hombre, La Electromecánica.

Pues no es idea mal traída.

 

-.Que no, alcaldesa, que no.

Que no es eso, su ilustrísima.

Que el letrero ha de poner

La Letro, así, sin comillas.

 

-Pero hombre, Pedro, Por Dios,

que catetos nos dirían

si al castellano ofendemos

con tamaña tropelía.

 

-Pues aquí se ha  dicho siempre…

 

-Dicho, mas no lo escribían,

que siempre se ha escrito bien

el habla de Andalucía.

 

-Eso es por la dictadura

de la lengua de Castilla,

que a nuestra forma de hablar

quiso tener oprimida.

Reivindiquemos el pego

Y el fartusco, Isabelita

que como todos ya saben

son cosas muy izquierdistas.

 

-Pues no me parece mal,

es más, yo rotularía

“El Polígano industrial”

A lo que era Torrecilla.

Y Polígano también

el Guadalquivir sería,

que el autobús que va allí,

es el sais, quien lo diría.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here