Izquierda Unida y la matanza de los inocentes


El 28 de diciembre es el día en que la Iglesia conmemora la matanza de niños por mandato de Herodes, que perseguía con ello acabar con el futuro rey de los judíos. Ignoraba el tirano que ese reino no era de este mundo.
Por esta razón, ese mismo día ha sido elegido para apoyar la defensa de la vida en los seres más desvalidos e inocentes. Y entre ellos, los que aún no han nacido, que incluso para la ministra socialista Bibiana Aído son también seres vivos (aunque ella especificaba que no humanos, no se nos ocurre a cuál de las otras especies pueden pertenecer).
La defensa de la vida no es una exclusiva de la Iglesia Católica. Son numerosos los miembros de otras confesiones, así como los agnósticos o ateos, que valoran la dignidad humana hasta el punto de defender al que aún no ha nacido. Es, por tanto, un planteamiento que tiene más de ética que de religión, con independencia de que los principios humanistas de la Iglesia hagan que ésta la asuma como propia.
Y precisamente en defensa de la vida, la iglesia cordobesa ha decidido conceder una pequeña ayuda, (desgraciadamente demasiado pequeña, y quizás también mal explicada) para las universitarias que, habiéndose quedado embarazadas, deciden libremente seguir adelante pese a las innumerables dificultades que esto ocasiona. La ayuda busca que el embarazo no suponga un abandono de los estudios.
Para sorpresa de sus muchos detractores, para conceder esta ayuda la Iglesia no entra en las circunstancias del embarazo. Tampoco juzga a las estudiantes que eligen otra opción. Se limita a asistir a quien puede necesitarlo por la situación adversa. Como hace a través de otras instituciones, como Adevida o las Adoratrices.
Y curiosamente, ha recibido por ello la agresión verbal, más que crítica, de Izquierda Unida, que opta por atacar a quien intenta ayudar en lugar de colaborar, como sería su responsabilidad como gobernantes, en una política social de ayuda real y eficiente a las madres.
Esa minoritaria formación política se permite afirmar que esta ayuda a la mujer es una degradación moral y ética. Se ve que Izquierda Unida no contempla otra opción socialmente defendible que la muerte del no nacido, y el abandono de los estudios de aquellas madres que, cursando una carrera, hayan decidido no abortar. El mismo partido que felicita estas fiestas con un árbol navideño ardiendo, acaso en velada alusión a mensajes amenazadores que últimamente aparecen pintados en los templos, del tipo «Arderéis como en el 36». Probablemente no sea el más indicado para hablar de ética y de moral.

3 Comentarios

  1. Gran verdad, muy bien explicado, como estudiante de Magisterio en Sagrado Corazón me siento orgulloso de esta iniciativa tan humana.
    La Iglesia siempre será el punto de mira, sobre todo en lo que respecta a obras sociales, cuanto más ayuda mas criticada es (curiosa paradoja).

    Un afectuoso saludo Joaquín.

    • SEÑOR PEREZ PAEZ, EL NACIMIENTO Y LA RAZON DE SER DE LA IGLESIA ES LA OBRA SOCIAL, “”UBIT CHARITAS ET AMOR, DEUS IBI EST.””. Y NO, SEGUN PRENSA CORDOBESA, DEL 01 DE OCTUBRE DE 1936, EN ESTA CIUDAD HUBO UN GRAN REGOCIJO POR INSTALAR OTRA VEZ LOS CRUCIFIJOS EN LAS ESCUELAS QUE FUERON TODOS ELLOS BENDECIDOS EN LA CATEDRAL, Y POR DETRAS CON EL BENEPLACITO DE ESA IGLESIA SE FUSILABAN A SUS MAESTROS Y MIRE QUE CASUALIDAD QUE TODOS ELLOS ERAN DE IZQUIERDA UNIDA.

  2. ESPERO QUE ALGUNA VEZ NOS DIGAN A CUANTOS INOCENTES MATÓ UN TAL BRUNO IBAÑEZ EN CORDOBA CON LAS BENDICIONES DE SU IGLESIA. Y NOS CUENTE AQUELLO QUE POR CADA MUERTO DE LOS NUESTROS POR EFECTO DE LOS BOMBARDEOS, FUSILARE A CINCO FAMILIARES DE LOS VUESTROS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here