Échele valor, concejal


Échele valor. Sea honesto con los cordobeses, concejal De los Ríos,  ya que algunos le votan.  Llame a las cosas por su nombre. Usted, al parecer,  es “gente”, por lo que debe alejarse de las fórmulas taimadas de la “casta”. De los que  dicen sin decir. De los que prometen generalidades vagas y eluden  la concreción, buscando quedar bien con todos.  Sea valiente. Diga abiertamente qué fiesta local propone suprimir, entre San Rafael y la Fuensanta.

Ya, ya. Ya sabemos que su  pequeña pero activa agrupación de electores prefiere matar al mensajero, acusando de intoxicación a aquellos medios, como la Voz de Córdoba, que se han limitado a traducir su propuesta al román paladino. Al lenguaje llano que el pueblo comprende. Escribiría “traducir su propuesta  al cristiano”, pero  no  pretendo herir su sensibilidad con una expresión tan poco laicista. Pero eso, y no otra cosa, es la consecuencia de su moción. Las dos únicas festividades locales son San Rafael y la Fuensanta, por lo que necesariamente uno de estos dos  debe desaparecer si desean incorporar la laicidad al calendario, creando un nuevo festivo local  laico, civil y democrático.

Y, sin embargo, pese a su interés mediático, ese es, por irrealizable, el punto de menos calado de su moción.  Por eso, como en  el anuncio, permítame que insista: Échele valor, concejal. Déjese de circunloquios y divagaciones, y confiese que el cumplimiento estricto de su moción elimina las ayudas a las cofradías. Incluso, si le dejamos, el uso de las calles, excepto en Semana Santa, y pasando por encima del derecho de manifestación (manifestación religiosa, y usted perdone la falta de laicismo)

El silogismo es fácil. Cualquiera lo puede seguir: Su propuesta solicita retirar cualquier financiación y convenio con entidades que inciten al odio xenófobo, a la violencia machista, homofobia o transfobia. Obviamente las cofradías no lo son. Pero usted mismo,  en nota de prensa,  se permitió afirmar que el obispo de Córdoba – Y por ende las cofradías, que le manifestaron públicamente su apoyo – “hacía apología del odio contra mujeres, homosexuales y transexuales”. Luego usted, Concejal de los Ríos,  aunque errónea y sesgadamente, cree que sí lo son. Y por tanto cree que debe rescindirse el convenio y suprimirse las ayudas.  O, cuando menos, usarlo como espada de Damocles para coartar la libertad de expresión de la Iglesia, y de movimientos eclesiales que- sin duda para su pesar, y créame que lo siento-, es lo que las cofradías son.

Pero hombre. Si lo cree, ¿por qué no lo dice honestamente? Sería loable que lo hiciera así. Lo que  su moción  pierde por injusta lo ganaría por sincera. Veríamos que al menos no pretende engañar a nadie. Y quizás se sorprendería de lo cerca de algunos cofrades podemos estar de ciertos aspectos de su propuesta. Por ejemplo, de que no todo el mundo merece el honor de figurar en un cortejo con una vara en signo de dignidad, o tocar un llamador por el simple hecho de ser alcalde o concejal.

 

1 Comentario

  1. Más claro el agua!
    A ver si algunos aprenden a decir las cosas claras para que todos sepan lo que opinan y quieren y luego, cuando se le echen encima por su torpeza y poca capacidad, tiene lo que hay que tener para mantener su palabra o rectificar públicamente reconociendo su error, lo que sería de sabios y valientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here