La fuerza de las cofradías


Un nuevo medio de comunicación ha nacido. Comienza su andadura La Voz de Córdoba,  y lo hace con la ilusión juvenil que caracteriza cualquier inicio, no exenta de una generosa dosis de experiencia y profesionalidad. Pero sobre todo, lo hace con un claro espíritu de servicio. De entrega y dedicación a una ciudad. Una ciudad que es,- pese a todo y todos-, una de las más maravillosas del mundo, y de la que La Voz de Córdoba pretende recoger su pulso. Su ánimo vital.

Y para ello es absolutamente necesario dedicar un importante espacio a sus cofradías. Esta afirmación, que parecería una ensoñación disparatada hace apenas treinta años, torna en venturosa certeza en estos días. ¡Quién se lo iba a decir a aquellos solitarios y voluntariosos informadores, que luchaban con sus propias empresas para arrancarles un brevísimo espacio en el que hablar de cofradías, siempre restringido a la Semana Santa o a alguna breve nota cuaresmal! Ellos son los precursores de la edad dorada que empieza a vivir esta celebración. Antonio Varo, Francisco Pérez, y pocos más, enarbolaron, casi sin medios,  la bandera de la información cofrade en un momento en que no estaba de moda. En un momento en el que casi había que pedir perdón por dedicar alguna vez unas líneas o unos minutos de emisión a hablar de Semana Santa.

Hoy las hermandades gozan de una pujanza antes desconocida, hasta el punto de constituirse en el elemento asociativo más importante de la ciudad. Ningún otro movimiento ciudadano, sea vecinal, tradicional, o lúdico, congrega a tantas personas. Ninguno, llegadas sus fechas, marca la vida de la ciudad de una forma tan determinante. Ninguno como él atrae la mirada expectante y benéfica del visitante.  Y para dicha de unos y pesar de otros, ese movimiento tiene claro su carácter eminentemente religioso. Eclesial. El cofrade es conocedor de que, por encima de sus indudables valores culturales y sociales, es miembro ante todo de un movimiento de iglesia. Y ese movimiento comienza por fin a tener conciencia de su fortaleza, y demanda una atención creciente. La prensa escrita, tradicional o digital, las televisiones y radios, y las nuevas tecnologías de la información han ido entendiéndolo así, y han ampliado su oferta hasta hacer que hoy se hable de cofradías en todos los medios y en todas las épocas del año.

Comienza su andadura la Voz de Córdoba. Un medio al servicio de la ciudad. De una de las  ciudades más maravillosas del mundo. Y por eso, gustosa y decididamente, las cofradías tendrán en él toda la atención que merecen.  Que es mucha.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here